IR al Inicio de ViviendoMiCiudad

La lipo­suc­ción es un pro­ced­imiento que se uti­liza para darle forma o mod­e­lar el cuerpo, por lo que está encam­i­nado al paciente en un rango de peso nor­mal, con un índice de masa cor­po­ral menor a 26, afirmó la jefa del Depar­ta­mento de cirugía plás­tica del Hos­pi­tal Gen­eral de Méx­ico, Sil­via Espinoza.

Sub­rayó que esta téc­nica está con­traindi­cada por Ley en la Norma Ofi­cial Mex­i­cana para la Aten­ción de la Obesi­dad para bajar de peso, en per­sonas obe­sas, con ane­mia, enfer­medades cróni­cas descon­tro­ladas o sistémi­cas con­traindi­cadas, por el riesgo de con­ll­eva.

Sin embargo, si una per­sona con sobrepeso u obesi­dad solicita una lipo­suc­ción, en el HGM se atiende primero en el depar­ta­mento de Dietología para bajarla de peso.

Explicó que la lipo­suc­ción es el segundo pro­ced­imiento quirúr­gico más común en Méx­ico, después de la rino­plas­tía o cirugía de nariz, y con­siste en la extrac­ción de grasa por medio de una cánula y un aspi­rador, de ahí que su nom­bre cor­recto sea lipoaspiración.

El obje­tivo es quitar los depósi­tos gra­sos que están en los flan­cos, chap­ar­reras, cin­tura y abdomen. Mucha de la grasa que se extrae se puede inyec­tar en otras partes del cuerpo, esperar a que pegue como injerto para aumen­tar algu­nas partes, dis­minuir otras y mod­e­lar el cuerpo.

Se uti­liza en ambos sexos: en los hom­bres se lipo­suc­ciona abdomen, torso, mamas y papada. En mujeres la cin­tura, chap­ar­reras, abdomen y cara.

Este pro­ced­imiento ha avan­zado de man­era espec­tac­u­lar y en la actu­al­i­dad se real­iza con cánu­las muy del­gadas para la lipoaspiración. Exis­ten otros méto­dos de ultra­sonido, láser o vibración, que destruyen las célu­las de grasa antes de sacar­las del organ­ismo, las­ti­mando menos el cuerpo y evi­tando el trau­ma­tismo.

La lipo­suc­ción implica la extrac­ción de célu­las grasas y si una per­sona después de some­terse a esta téc­nica sube de peso con­sid­er­able­mente se engrosan las partes del cuerpo que no se lipo­suc­cionaron y que antes no engord­a­ban, porque las célu­las que antes acu­mu­la­ban el exceso de grasa ya no están.

Por ello, advir­tió, la per­sona que se real­iza una cirugía de este tipo debe cuidar siem­pre que se man­tenga en el peso ade­cuado.

La espe­cial­ista sub­rayó que la lipoaspiración es segura cuando se prac­tica por médi­cos con espe­cial­i­dad y cur­sos de actu­al­ización en cirugía plás­tica, en lugares apropi­a­dos como el quiró­fano, y no se extraiga grasa en exceso, es decir no más de cinco litros, aunque lo ideal son tres litros, ya que con esta can­ti­dad extraída no tiene reper­cusión alguna en el organ­ismo.

De lo con­trario, advir­tió, puede tener com­pli­ca­ciones serias, incluso el riesgo de perder la vida si se lleva a cabo por per­sonal sin la preparación pro­fe­sional requerida, ya que pueden per­forar el abdomen e intestino y com­pro­m­e­ter la vida, o puede tener com­pli­ca­ciones super­fi­ciales y dejar huel­las e irreg­u­lar­i­dades en la piel.

Desafor­tu­nada­mente en Méx­ico hay char­la­tanes que dejan en los pacientes serias com­pli­ca­ciones como pér­dida de piel, abdomen cacarizo, gor­dos de un lado y hen­diduras de otro, y otras alteraciones.

En el Depar­ta­mento a su cargo, indicó, lle­gan per­sonas que asistieron a lugares no cer­ti­fi­ca­dos, con com­pli­ca­ciones como irreg­u­lar­i­dades, necro­sis, áreas abier­tas, pér­dida de piel e infec­ciones que requieren un injerto u otro tratamiento para cor­re­gir el daño.

La espe­cial­ista comentó que la Sec­re­taría de Salud tiene un proyecto de cirugía estética para evi­tar que las per­sonas vayan con char­la­tanes, aunque la mayor pro­por­ción de pro­ced­imien­tos que prac­ti­can en el HGM son recon­struc­tivos, con una fre­cuen­cia de nueve a uno.

Una per­sona puede estar segura que se encuen­tra en manos de un espe­cial­ista si éste cuenta con su cer­ti­fi­cado, recer­ti­fi­cado y cre­den­cial del Con­sejo Mex­i­cano de Cirugía Plás­tica Recon­struc­tiva y le puede solic­i­tar estos doc­u­men­tos.

Fuente: Sec­re­taría de Salud

Pub­li­cación: Leti­cia E Becerra Valdez

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Busca en ViviendoMiCiudad

Video que otros usuar­ios estan viendo ahora