Novedoso sistema que aprovecha las olas para generar energía y purificar agua 

0
El sis­tema se difer­en­cia de otros dis­pos­i­tivos de gen­eración olimotriz por operar bajo el agua donde está más a seguro de los grandes tem­po­rales, además de per­manece invis­i­ble desde la costa (con­t­a­m­i­nación visual). La energía eléc­trica puede gener­arse tanto en el mar como en la costa. Las boyas total­mente sumergi­das cap­tan la energía de las olas y hacen fun­cionar bom­bas ubi­cadas en el lecho marino que envían agua a alta pre­sión a tierra, medi­ante un acue­ducto. El agua bombeada hace fun­cionar turbinas hidroeléc­tri­cas están­dar, generando elec­t­ri­ci­dad sin emi­siones.Un nove­doso sis­tema está generando energía ren­ov­able y agua limpia en Aus­tralia. La firma Carnegie Wave Energy ha encen­dido la primera estación piloto de energía undi­motriz conec­tada a una red eléc­trica en la costa de Aus­tralia occi­den­tal. La sor­pren­dente tec­nología, bau­ti­zada con el nom­bre de CETO en honor a una diosa griega que per­son­ifica los peli­gros del océano, trans­forma la energía que provee las olas del mar en energía eléc­trica ren­ov­able y agua desalinizada.
El agua a alta pre­sión tam­bién puede uti­lizarse para abaste­cer una planta de desalin­ización por ósmo­sis inversa, reem­plazando o dis­min­uyendo la depen­den­cia de la emisión de gases de efecto inver­nadero, pro­ducida por las bom­bas eléc­tri­cas nor­mal­mente uti­lizadas en este tipo de plan­tas.

Aus­tralia, Corea y Argentina son algu­nas zonas a nivel mundial con ole­jes bas­tante prop­i­cios para generar energía a par­tir de la fuerza de las olas del mar, actual­mente exiten diver­sas tec­nologías en desar­rollo sim­i­lares a CETO.
CETO 5 (la quinta gen­eración de la tec­nología CETO) es un con­junto mod­u­lar de 3 boyas, total­mente sumergido, y donde cada boya es capaz de generar 240 kilo­watts (kW).
El proyecto CETO tuvo un costo esti­mado de 32 mil­lones de dólares, los que han sido finan­ciado en parte por la Agen­cia Aus­traliana de Energía Ren­ov­able y está ayu­dando a proveer elec­t­ri­ci­dad y agua limpia a la base naval HMAS Stir­ling, la más grande de Australia.

[Ir al Ini­cio del artículo]

Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Videos más recientes

Busca en ViviendoMiCiudad