La clave del bien­es­tar men­tal per­petuo puede estar más cerca de nosotros de lo que creemos. Un equipo de cien­tí­fi­cos esta­dounidenses ha pub­li­cado recien­te­mente un estu­dio que rev­ela que la piel de nue­stro pro­pio cuerpo puede ser una fuente infinita de felicidad.

Un equipo de cien­tí­fi­cos del Insti­tuto Salk de Estu­dios Biológi­cos, un com­plejo de lab­o­ra­to­rios situ­a­dos en La Jolla, en el estado de Cal­i­for­nia (EE.UU.), ha logrado trans­for­mar en condi­ciones de lab­o­ra­to­rio célu­las de piel humanas en neu­ronas que se comu­ni­can entre sí uti­lizando sero­ton­ina, una sus­tan­cia química cere­bral respon­s­able de la feli­ci­dad y el bien­es­tar men­tal, así como de la memo­ria, el com­por­tamiento social, el deseo sex­ual o la con­cen­tración, informa el sitio web de la institución.

De esta forma, los inves­ti­gadores han iden­ti­fi­cado un grupo de seis pro­teí­nas acti­vado­ras de genes o fac­tores de tran­scrip­ción que son respon­s­ables de diri­gir la difer­en­ciación de las neu­ronas de sero­ton­ina lib­er­adas de las célu­las de la piel: NKX2.2, FEV, GATA2, LMX1B, Ascl1 y Ngn2.

Las anom­alías en la secre­ción de sero­ton­ina en nue­stro cere­bro se han rela­cionado con la depre­sión, el autismo y la esquizofre­nia, entre otros trastornos. “Por fin podemos empezar a hacer pre­gun­tas sobre las célu­las de las per­sonas afec­tadas por depre­sión y otros trastornos”, ha declar­ado el pro­fe­sor Salk Rusty Gage, inves­ti­gador prin­ci­pal del estudio.

Este des­cubrim­iento es una pieza impre­scindible en la inves­ti­gación de los mecan­is­mos involu­cra­dos en la secre­ción y recaptación de esta sus­tan­cia química clave para nues­tra feli­ci­dad. Hasta la fecha la comu­nidad cien­tí­fica había sido capaz de con­ver­tir las célu­las de la piel en célu­las madre pluripo­tentes y en neu­ronas que uti­liz­a­ban la sus­tan­cia química del glu­tam­ato para comu­ni­carse entre sí.

via blos­g­pot

[Ir al Ini­cio del artículo]

Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Busca en ViviendoMiCiudad