IR al Inicio de ViviendoMiCiudad

Infor­ma­ción


6÷02÷2016
Nestor Vin
Por Tara MacIsaac — La Gran Época

La glán­dula pineal en el cere­bro humano tiene la estruc­tura de un ojo, cuenta con célu­las que actúan como recep­tores de luz, como lo hace la retina; una estruc­tura com­pa­ra­ble a la de un vítreo, sus­tan­cia de tipo gel entre la retina y el cristal­ino del ojo, además tiene una estruc­tura sim­i­lar a una lente.

Los cien­tí­fi­cos todavía están apren­di­endo mucho sobre el cuerpo pineal, cono­cido tanto en el espir­i­tu­al­ismo ori­en­tal y la filosofía occi­den­tal como el asiento de la con­cien­cia humana. Creen­cias ori­en­tales tam­bién sostienen que, en otros planos de exis­ten­cia, los ojos pueden verse por todas partes del cuerpo, mien­tras que la cien­cia occi­den­tal está lenta­mente lle­gando a enten­der el cuerpo pineal como un ter­cer ojo.

Durante muchos años, los cien­tí­fi­cos reconocieron las simil­i­tudes entre la glán­dula pineal y los ojos. En 1919, Fred­er­ick Tilney y Luther Fiske War­ren escri­bieron que las simil­i­tudes men­cionadas ante­ri­or­mente demues­tran que la glán­dula pineal se formó para ser sen­si­ble a la luz y, posi­ble­mente, tener otras capaci­dades visuales.

Más recien­te­mente, en 1995, el Dr. Cheryl Craft, direc­tor del depar­ta­mento de biología celu­lar y neu­ro­bi­ología en la Uni­ver­si­dad del Sur de Cal­i­for­nia, escribió acerca de lo que llama el “ojo de la mente”.

3roj

Debajo de la piel en el crá­neo de un lagarto se encuen­tra un ‘ter­cer ojo’ sen­si­ble a la luz, que es el equiv­a­lente de … la glán­dula pineal, revestida del hueso y secre­tora de hor­monas en el cere­bro humano. La glán­dula pineal humana niega el acceso a la luz directa, pero al igual que el ‘ter­cer ojo’ de la lagar­tija, mues­tra una mayor lib­eración de su hor­mona, la mela­ton­ina, durante la noche. La glán­dula pineal es el “ojo de la mente”, escribió.

Un haz de fibras nerviosas lo conecta a la comisura pos­te­rior, otra parte del cere­bro que todavía no se entiende bien.

En la década de 1950, los inves­ti­gadores des­cubrieron la capaci­dad del cuerpo pineal para detec­tar la luz y para pro­ducir la mela­ton­ina según la can­ti­dad de luz que detecta, de esta man­era, se con­trolan esen­cial­mente rit­mos impor­tantes en el cuerpo, además de que afecta a los sis­temas de repro­duc­ción e inmunológi­cos. El cuerpo pineal se pens­aba que era inop­er­ante, pero este des­cubrim­iento mostró que en real­i­dad tiene una fun­ción importante.

En mayo de 2013, se hizo otro des­cubrim­iento que podría cam­biar la forma en que el cuerpo pineal se especifica.

Se encon­tró que el cuerpo pineal de una rata pro­duce N, N-​Dimethyltryptamine (DMT), el cual tiene una amplia pres­en­cia en los seres orgáni­cos y que todavía no se com­prende bien. Algu­nas per­sonas ingieren DMT para inducir expe­ri­en­cias psi­codéli­cas a menudo car­ac­ter­i­zadas como inten­sa­mente espirituales.

Dr. Rick Strass­man real­izó una inves­ti­gación clínica aprobada por el gob­ierno de EE.UU. en la Uni­ver­si­dad de Nuevo Méx­ico en la década de 1990, inyectando a vol­un­tar­ios humanos con DMT, él llama al DMT la “molécula del espíritu”.

El estu­dio que con­firmó la pres­en­cia de DMT en la glán­dula pineal de la rata se llevó a cabo en la Uni­ver­si­dad de Michi­gan por el Dr. Jimo Bor­ji­gin y en la Uni­ver­si­dad Estatal de Luisiana por el Dr. Steven Barker. Esto fue par­cial­mente finan­ciado por la Fun­dación de Inves­ti­gación de Cot­ton­wood, encabezada por el Dr. Strass­man y que apoya la inves­ti­gación cien­tí­fica sobre la nat­u­raleza de la con­cien­cia. Fue pub­li­cado en la revista Bio­med­ical cromatografía.

Fuente: http://​www​.lagranepoca​.com/​30715​-​t​o​d​o​s​-​t​e​n​e​m​o​s​-​a​l​-​m​e​n​o​s​-​t​r​e​s​-​o​j​o​s​-​u​n​o​-​d​e​n​t​r​o​-​c​a​b​e​z​a

[Ir al Ini­cio del artículo]

¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Videos más recientes

Busca en ViviendoMiCiudad