articles

Cortesía de Georges Asmar
Una rep­re­sentación teatral inter­ac­tiva en el Cen­tro Cul­tural y de la Lec­tura de Jbeil, el Líbano, pone de relieve los efec­tos de la vio­len­cia con­tra las mujeres.


11 Enero 2019

Estas rep­re­senta­ciones teatrales par­tic­i­pa­ti­vas, que com­bi­nan actuación y mar­i­one­tas, sir­ven a mujeres y hom­bres para alzar la voz, recla­mar sus dere­chos y, en algunos casos, lle­gar a impul­sar la mov­i­lización comunitaria.

Es noche de teatro en Tekrit, una pequeña comu­nidad en el norte del Líbano, y más de 150 per­sonas se han reunido en torno a un pequeño escenario.

Bajo la suave luz de los focos, Diaa y su esposa reciben la visita de una pareja de vecinos.

Diaa se dirige a su esposa y le hace una seña: “Ve, tráenos algo de fruta”.

“No nos queda fruta en el frig­orí­fico”, responde su esposa, vis­i­ble­mente asustada.

Diaa, enfure­cido, avanza ame­nazante hacia ella, mien­tras su vecino se lev­anta e intenta calmarlo.

Diaa tran­quil­iza al hom­bre: “No pasa nada, siéntate”.

Entonces arras­tra a su mujer fuera del esce­nario; los gri­tos de ella mien­tras soporta sus golpes estreme­cen al público.

Mien­tras tanto, la esposa del vecino le suplica a su marido que ayude, pero él niega con la cabeza y grita:

“¡Diaa, nos vamos!”.

Tras la rep­re­sentación, las actri­ces y los actores vuel­ven al esce­nario e invi­tan al público a sacar sus propias con­clu­siones sobre la actuación que aca­ban de ver y a pro­poner solu­ciones para pro­te­ger a las mujeres de la vio­len­cia en cir­cun­stan­cias similares.















[Ir al Ini­cio del artículo]




Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez













¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

TVMÁS EN VIDEO

Busca en ViviendoMiCiudad