articles







Esta exposi­ción se anima por dos motivos: uno es el reporte men­sual que desde hace tiempo elab­o­ramos sobre los homi­cidios y lesiones inten­cionales reg­istra­dos por la prensa en la conur­bación Zamora-​Jacona; el segundo es comen­tar la dis­cusión pública que Sil­vano Aure­oles Conejo, gob­er­nador michoa­cano, ha nutrido acerca de lo que con­sid­era «errores» del actual alcalde zamorano y de la firma de los «con­ve­nios de colab­o­ración» que el munici­pio de Zamora debe suscribir en susti­tu­ción del mando único de la policía.

El reporte sep­tem­brino es parte de un tra­bajo de inves­ti­gación doc­u­men­tal que real­izamos de modo ordi­nario, no está rela­cionado con los vaivenes elec­torales, pero no es inocente; es obvio que ten­emos posi­ciones, creen­cias político par­tidarias. Sólo algunos man­datar­ios y par­tic­i­pantes en organ­is­mos no guber­na­men­tales care­cen de incli­na­ciones políti­cas y son puros como ánge­les, queru­bines o serafines.

Ahora, pre­gun­tar por el con­tenido de los con­ve­nios de seguri­dad es una necesi­dad y un dere­cho ciu­dadano; debe­mos saber en qué tér­mi­nos estam­parán su firma el alcalde y síndico munic­i­pal de Zamora.

No está de más sub­ra­yar que Sil­vano no se ha referido a la seguri­dad regional como “fal­las”, “defi­cien­cias” de Martín Sam­aguey, Aure­oles usa tér­mi­nos más fuertes: des­cuerdo en que se designe como direc­tivos de la policía a indi­vid­uos no cer­ti­fi­ca­dos; urgen­cia de inter­venir para evi­tar que Zamora se con­vierta en nido de delin­cuentes. De aquí hacia arriba con tonos más subidos, más irre­spetu­osos. Y eso se acom­paña de un silen­cio inex­plic­a­ble de Morena y de tib­ias reac­ciones del Par­tido del Tra­bajo. De los socios priís­tas, panistas y perre­dis­tas es nat­ural que vean desde el bal­cón cómo lin­chan a Martín.

Parte de este breve artículo se cono­ció en la con­fer­en­cia de prensa con­vo­cada el miér­coles 3 de octubre, en el Colmich, en la que pre­sen­ta­mos el Informe de homi­cidios y lesiones inten­cionales en la conur­bación Zamora-​Jacona, sep­tiem­bre de 2018. Los com­po­nentes de esta entrega son dos: a) El mando único, ¿garan­tiza seguri­dad?; y, b) Del mando humi­fi­cado al con­ve­nio de colab­o­ración: ¿cam­bio de nombre?

Mando Unico: ¿garan­tía de seguridad?

El peri­odo de la admin­is­tración munic­i­pal ante­rior cerró con 625 homi­cidios dolosos reg­istra­dos en Zamora-​Jacona, cifra que mues­tra –en parte– el grado de vio­len­cia que las­tima este espa­cio michoa­cano. Sep­tiem­bre de 2018 con­sol­ida la ten­den­cia de 1820 dece­sos por mes con alzas hasta de 34 como las reg­istradas en marzo (Tabla 1) y sep­tiem­bre de este año.

Mirando el tiempo en que Zamora fue dirigida bajo el logo del PRI y Jacona por Movimiento Ciu­dadano devenido en PAN, y que estuvo vigente el mando unifi­cado dis­tin­guimos un prome­dio men­sual de homi­cidios cre­ciente: 7 en 2015 (28 asesinatos de sep­tiem­bre a diciem­bre), 18.16 en 2016; 15.5 en el año 2017; y 24.12 en el último tramo, enero-​agosto de 2018.

Si com­para­mos sep­tiem­bre de 2018 sólo con los meses ini­ciales del año, dire­mos que los homi­cidios aumen­taron; pero si sólo obser­va­mos los 34 dece­sos de marzo de este año, (Tabla 1), veríamos que no ha vari­ado, se ha consolidado.

En Zamora se cuenta con cámaras por toda la ciu­dad, botones de emer­gen­cia, policía de Michoacán, cuar­tel mil­i­tar, policía fed­eral de caminos, policía fed­eral, obser­va­to­rios ciu­dadanos de los más diver­sos, mesa de seguri­dad, y el edil local ante­rior signó el men­tado «mando humi­fi­cado» sin que se note un descenso notable en las eje­cu­ciones violentas.




tabla 1 homicidios zamora sefoo



En este momento, los ras­gos gen­erales del reporte sep­tem­brino son: Zamora 44 y Jacona 17; dece­sos 34, heri­dos 27 (2 muy graves); hom­bres 48 y mujeres 13; por medio usado prevalece el arma de fuego con 55; 1 decap­i­tado; en 4 no se cuenta con el dato pre­ciso; arma blanca, 1; en 2 se observa “no inten­cional­i­dad” (daño colat­eral como sue­len decir las autori­dades), y el noroeste de Zamora aporta 9 casos. En ese punto no se equiv­oca Sil­vano: sep­tiem­bre de 2018 ha sido par­tic­u­lar­mente vio­lento. Pero es incor­recto afir­mar o insin­uar que “íbamos muy bien y ahora ese ha per­dido seguridad”.

Es posi­ble un sesgo en el total de los dece­sos y que la cifra sea de 35 más 26 heri­dos. Además, al momento de escribir esta nota, había fal­l­e­cido Elisa Ch. F, una de las per­sonas heri­das el 29 de sep­tiem­bre en Jacona.

No es un detalle menor que el señor Conejo pase desapercibido que 9 de los 3435 homi­cidios se con­tabi­lizaron en Jacona y que en un solo día, en unos min­u­tos, la vio­len­cia las­timó a una familia con tres vidas.

Las asev­era­ciones opti­mis­tas del gob­er­nador (haber recu­per­ado la paz para Michoacán; paci­ficar la Ciénega) care­cen de sus­tento. La firma del mando único con muchas admin­is­tra­ciones munic­i­pales para­le­las al gob­ierno de Sil­vano Aure­oles Conejo, no ha sido condi­ción para que dis­min­uya la vio­len­cia; vin­cu­lar la “paz” al mando único no parece un argu­mento sólido.

Una mirada al primer cuatrimestre en los últi­mos tres años (tabla 2) mues­tra un alza: 58, 62 y 95. Sin duda, con «mando único», cámaras de seguri­dad, política inte­gral, trans­ver­sal, etc.


tabla 1 homicidios zamora sefoo

Del mando “humi­fi­cado” al con­ve­nio de colab­o­ración: ¿cam­bio de nombre?

El gob­er­nador Sil­vano Aure­oles Conejo can­celó el Mando Único Poli­cial en Michoacán y pro­puso sig­nar un con­ve­nio de colab­o­ración entre el gob­ierno del estado y los munici­p­ios para mejo­rar la seguri­dad pública, pero 48 de los 113 pres­i­dentes munic­i­pales del estado no se pre­sen­taron a la reunión cel­e­brada en la Casa de Gob­ierno y no fir­maron el citado con­ve­nio (Financiero, acceso 2-​09-​2018).

Pese a las cifras de cre­ciente y con­sol­i­dada vio­len­cia regional, el man­datario es capaz de decir: “Nos costó mucho tra­ba­jos esta­bi­lizar y limpiar esa zona de la Ciénega y espero que ahora los pres­i­dentes entien­dan que esto no es de ocur­ren­cia, ni es rollo par­tidario, ni tema ide­ológico, ni son arran­ques, ni capri­chos es un tema muy serio es la seguri­dad y esta­bil­i­dad de las famil­ias de estos munici­p­ios” (Noventa Gra­dos, 30-​09-​2018).

Y el boletín guber­na­men­tal pub­li­cado después de la reunión entre autori­dades de seguri­dad estatal y munic­i­pal, con la par­tic­i­pación de Sil­vano y Martín, remató con una sen­ten­cia que parece una broma: No per­mi­tire­mos que Zamora sea nicho de gru­pos delin­cuen­ciales” (Cam­bio, 2-​10-​2018).

¿De qué trata el nuevo con­ve­nio, qué cam­bia respecto del mando único? ¿Sólo cam­bia de nombre?

Aunque hemos repetido mil veces este asunto, no pierde actu­al­i­dad. El acuerdo que fir­maron Rosa Hilda Abas­cal y Car­los Soto con el gob­ierno del estado pactó este tipo de compromisos:

I.Some­ter al mando de la Sec­re­taría al per­sonal oper­a­tivo y admin­is­tra­tivo de los cuer­pos de seguri­dad pública en los tér­mi­nos de este Con­ve­nio; II. Coad­yu­var con el estado en la inte­gración y con­cre­ción de los proyec­tos y pro­gra­mas para la prestación del ser­vi­cio de seguri­dad pública en el ámbito de su com­pe­ten­cia; III. Trans­ferir al estado, los recur­sos cor­re­spon­di­entes al pago de nómina de los ele­men­tos de los cuer­pos de seguri­dad pública que se des­ti­nen al Mando Unifi­cado Poli­cial del Estado de Michoacán de Ocampo; IV . Enterar opor­tu­na­mente al Estado todos los recur­sos que le sean trans­feri­dos para ser des­ti­na­dos a la Seguri­dad Pública Munic­i­pal; V. Generar bases de datos o estadís­ti­cas para el dis­eño, elab­o­ración e imple­mentación de la política crim­i­nal en el esquema pre­ven­tivo, para lo cual podrá obtener infor­ma­ción del Estado; y, VI. Estable­cer indi­cadores de gestión, así como del desem­peño de los fun­cionar­ios de los cuer­pos de seguri­dad pública (Per­iódico Oficial,1407-​2014, p. 4).

Parece imposi­ble que se pueda escribir otra his­to­ria en la vida política de Méx­ico y de esta región sin que la ciu­dadanía conozca los tér­mi­nos de con­ve­nios tan impor­tantes para la admin­is­tración munic­i­pal. La “cuarta trans­for­ma­ción” requiere de un poco de transparencia.





[Ir al Ini­cio del artículo]















¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

VIDEO DE INTERÉS:

Busca en ViviendoMiCiudad