EUROPA PRESS

  • El ejer­ci­cio aer­bico como pasear, nadar o ped­alear es la modal­i­dad de activi­dad física que más se aso­cia a un mejor fun­cionamiento mental.
  • Com­bi­nar ejer­ci­cio fsico aeróbico y ejer­ci­cio int­elec­tual ofrece mejores resultados.
  • Las per­sonas que prac­ti­ca­ban hasta cua­tro modal­i­dades dis­tin­tas de ejer­ci­cio obtenían los mejores resul­ta­dos a la hora de pre­venir la demencia.
  • Las propiedades del ejer­ci­cio son may­ores sigu­iendo la dieta mediterránea.

A par­tir de los 70 años aumenta en gran medida el riesgo de sufrir el Mal de Alzheimer u otra forma de demen­cia. En el mundo alrede­dor de 35,6 mil­lones de per­sonas sufren esta enfer­medad y, según la Orga­ni­zación Mundial de la Salud, el número se dupli­caría tras 20 años hasta los 115,4 mil­lones de per­sonas con alzhimer en 2050​.De momento, no existe una cura o un tratamiento efec­tivo para el alzhimer. Sin embargo, segn los exper­tos, la pre­ven­ción o retraso de la apari­ción y pro­gre­sión de esta dolen­cia puede venir en gran medida de la mano del ejer­ci­cio fsico.

Según explica Martín Car­rasco, de la Clínica Psiquiátrica Padre Menni de Pam­plona, un hal­lazgo rel­a­ti­va­mente sor­pren­dente en este sen­tido con­siste en el poten­cial de la activi­dad física como inter­ven­ción para mejo­rar el fun­cionamiento cog­ni­tivo y quizás incluso dis­minuir el riesgo de demencia».

El doc­tor ha elab­o­rado un doc­u­mento de libre acceso para la Sociedad Española de Psiquia­tría sobre ejer­ci­cio físico y fun­cionamiento int­elec­tual en el que resume los resul­ta­dos más destaca­bles de los estu­dios en este ámbito. Las con­clu­siones más impor­tantes son las siguientes:

  • El ejer­ci­cio aeróbico como pasear, nadar o ped­alear es la modal­i­dad de activi­dad física que más se aso­cia a un mejor fun­cionamiento men­tal. Tam­bién se incluyen en esta cat­e­goríaa los tra­ba­jos de huerta o jardín.
  • La com­bi­nación de ejer­ci­cio físico aeróbico y ejer­ci­cio int­elec­tual ofrece los mejores resul­ta­dos. Entre los ejer­ci­cios int­elec­tuales más útiles están aque­l­los que fomen­tan la memo­ria a largo plazo, las capaci­dades ver­bales, la lec­tura o el vocabulario.
  • La var­iedad en los ejer­ci­cios prac­ti­ca­dos y su real­ización en un entorno social mejora los efec­tos ben­efi­ciosos del ejer­ci­cio. Algunos estu­dios han des­cu­bierto que las per­sonas que prac­ti­ca­ban hasta cua­tro modal­i­dades dis­tin­tas de ejer­ci­cio obtenían los mejores resul­ta­dos a la hora de pre­venir la demencia.
  • Por debajo de los 20 a 30 min­u­tos de prác­tica con­tinua de ejer­ci­cio desa­pare­cen los efec­tos ben­efi­ciosos de la activi­dad física.
  • Los efec­tos ben­efi­ciosos serán mas con­sis­tentes cuanto más pro­lon­gado sea el peri­odo de prác­tica. Los primeros resul­ta­dos se apre­cian ya a las pocas sem­anas de ini­cio de la activi­dad física.
  • La prác­tica de ejer­ci­cio se aso­cia tam­bién con otros resul­ta­dos pos­i­tivos como el man­ten­imiento de la autonomíaa y la inde­pen­den­cia. En los estu­dios en este ámbito, los suje­tos que no se ejercita­ban eran más propen­sos a nece­si­tar ayuda en su domi­cilio o a ingre­sar en cen­tros residenciales.
  • Las propiedades bené­fi­cas del ejer­ci­cio sobre la capaci­dad men­tal se opti­mizan cuando se com­bi­nan con una dieta rica en veg­e­tales y aceite de oliva, como la dieta mediter­rnea, y con un con­trol ade­cuado de la ten­sión arte­r­ial y de la diabetes.

Martn Car­rasco con­cluye que los estu­dios cien­tí­fi­cos coin­ci­den con el sen­tido común y con lo que cada uno puede apre­ciar en sí mismo y en las per­sonas de su entorno: las per­sonas físi­ca­mente acti­vas enve­je­cen mejor y no solo desde el punto de vista físico, sino tam­bin cognitivamente.

Fuente: http://​www​.20min​u​tos​.es/​n​o​t​i​c​i​a​/​2094971​/​0​/​e​j​e​r​c​i​c​i​o​-​f​i​s​i​c​o​/​p​r​e​v​e​n​i​r​/​a​l​z​h​e​i​m​e​r​-​d​e​m​e​n​c​i​a​/

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Busca en ViviendoMiCiudad

Belleza