IR al Inicio de ViviendoMiCiudad

EUROPA PRESS

  • El sín­drome de sobreen­tre­namiento se refiere a per­sonas que real­izan más ejer­ci­cio del que puede ser asim­i­lado por el organismo.
  • Se pro­duce cuando aumen­ta­mos demasi­ado rápido la activi­dad y el organ­ismo no puede adap­tarse o es inca­paz de recuperarse.
  • Repasamos sus sntomas, con­se­jos para evi­tarlo y para evi­tar sus lesiones.

Como siem­pre en el tér­mino medio está la vir­tud. Hay que hacer ejer­ci­cio físico, diari­a­mente, al menos reg­u­lar­mente, pero pasarse tam­poco es bueno. El sndrome de sobreen­tre­namiento se refiere a per­sonas que real­izan más ejer­ci­cio del que puede ser asim­i­lado por el organ­ismo. Incluye lesiones por ejer­ci­cio exce­sivo, pero tam­bién se acom­paña de fatiga gen­eral y otros síntomas.

Las lesiones derivadas de un sobreesfuerzo afectan sobre todo a mscu­los y esqueleto y se dan en quienes aumen­tan la inten­si­dad de sus ejer­ci­cios o cam­bian el tipo de activi­dad física que venían real­izando. El cuerpo entonces hace saber que se ha real­izado mucho ejer­ci­cio demasi­ado rápido a través de una var­iedad de respues­tas físi­cas .La Aso­ciación Amer­i­cana de Fisioter­apia (APTA) apunta las señales y sín­tomas más fre­cuentes tras un entre­namiento en el que se ha exigido al organ­ismo demasiado:

  • Fisi­ológi­cos: tasa car­diaca en des­canso aumen­tada, mayor pre­sión sanguínea.
  • Físi­cos: menor apetito, malestar estom­acal, sed insa­cia­ble, alteraciones del sueño, mayor fre­cuen­cia de enfer­medades o infec­ciones, sen­sación gen­eral de mayor difi­cul­tad y fatiga a lo largo del día, dolores mus­cu­lares anor­males, dolor difer­ente al típico dolor muscular.
  • Con­ducta: cam­bios de per­son­al­i­dad, menor moti­vación, alteración de la con­cen­tración, autoes­tima dis­minuida, menor capaci­dad para afrontar el estrés.
  • Rendimiento: mayor tasa car­diaca durante la activi­dad, menor fuerza o resisten­cia, movimiento y coor­di­nación defec­tu­osos, errores téc­ni­cos múltiples.

El sín­drome de sobreen­tre­namiento se pro­duce cuando un indi­viduo o atleta activo aumen­tan demasi­ado rápido la activi­dad y el organ­ismo no puede adap­tarse o es inca­paz de recu­per­arse de un alto nivel de activi­dad sostenida. Lo mejor es entre­narse con sen­tido de la medida. Los fisioter­apeu­tas norteam­er­i­canos dan estos con­se­jos para evi­tar el sín­drome de sobreentrenamiento:

Tómate un descanso.

Si tienes pro­gra­mado un día de des­canso en tu plan­i­fi­cación, no dudes en uti­lizarlo porque lo nece­si­tas. Tus hue­sos, artic­u­la­ciones y mús­cu­los requieren días de des­canso para man­ten­erse sanos.

Des­cansa lo suficiente.

Estu­dios recientes apoyan el impor­tante papel del sueño en la salud de las per­sonas, tam­bién de los atle­tas activos. Cuando des­cansas, el organ­ismo se desar­rolla y repara y el sis­tema inmune se recupera.

Come bien

Una nutri­ción ade­cuada es esen­cial para la salud del organ­ismo. No restrin­jas en gran medida las caloríaas cuando estás real­izando ejer­ci­cio. Asegúrate de que comes los nutri­entes ade­cua­dos, incluyendo muchas carnes magras, fru­tas y veg­e­tales.

Final­mente, desde la APTA se pre­sen­tan algunos con­se­jos para evi­tar las lesiones por entre­namiento excesivo:

  • No aumentes el nivel de difi­cul­tad del ejer­ci­cio demasi­ado rápido: el ejer­ci­cio nece­sita pro­gre­sar de forma man­tenida a un ritmo grad­ual. Seguir un plan estruc­turado que aumente la activi­dad de forma pau­latina y segura te ayu­dar a man­ten­erte sano y libre de dolores.
  • Presta aten­ción a su cuerpo: el cuerpo es inteligente. Si sientes que está desar­rol­lando sig­nos de ejer­ci­cio exce­sivo, real­iza una parada, dis­min­uye la activi­dad o descansa.
  • Tómatelo con calma: en par­tic­u­lar si eres nuevo en lo ref­er­ente a pon­erse en forma o estés alterando tus activi­dades de ejer­ci­cio, ve despa­cio. No esperes recu­per­arte de var­ios meses de inac­tivi­dad con unas pocas sem­anas de ejercicio.
  • Si deseas ser con­stante a largo plazo, no esperes éxito de la noche a la mañana. Las per­sonas que inten­tan con­seguir demasi­ado en el menor tiempo posi­ble sue­len ter­mi­nar lesion­adas o frustradas y aban­do­nan sus obje­tivos de ejer­ci­cios por completo.

Fuente: http://​www​.20min​u​tos​.es/​n​o​t​i​c​i​a​/​2125384​/​0​/​s​i​n​d​r​o​m​e​-​s​o​b​r​e​e​n​t​r​e​n​a​m​i​e​n​t​o​/​e​j​e​r​c​i​c​i​o​-​e​x​c​e​s​o​s​/​c​o​n​s​e​c​u​e​n​c​i​a​s​/

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Videos más recientes

Busca en ViviendoMiCiudad

Belleza