IR al Inicio de ViviendoMiCiudad

EUROPA PRESS

  • En niños, el ejer­ci­cio poten­cia pro­ce­sos físi­cos, pre­viene el sobrepeso y la obesi­dad, y fomenta el bien­es­tar psicológico.
  • El ejer­ci­cio poten­cia el crec­imiento y desar­rollo neu­rológico y músculo-​esquelético.
  • Niños y ado­les­centes deben incor­po­rar esta activi­dad como un estilo de vida.

La activi­dad y el ejer­ci­cio físico son esen­ciales para el man­ten­imiento de la salud. Sin embargo, en la infan­cia son algo más. Activi­dad y ejer­ci­cio resul­tan esen­ciales en los más pequeños para poten­ciar diver­sos pro­ce­sos físi­cos, pre­venir difer­entes patologías que puedan desar­rol­larse en la edad adulta como el sobrepeso y la obesi­dad y fomen­tar el bien­es­tar psi­cológico. Lo recuer­dan los espe­cial­is­tas en el Sim­po­sio “Imple­mentación de la activi­dad fsica, obje­tivo esen­cial en salud pública», en el marco del Con­greso Extra­or­di­nario de la Aso­ciación Espaola de Pedi­atría (AEP) que se ha cel­e­brado en Madrid

Niños y ado­les­centes deben prac­ticar activi­dad física de mod­er­ada a vig­orosa al menos una hora diaria durante cinco días a la sem­ana y las activi­dades seden­tarias no educa­ti­vas no deben exceder las dos horas diarias​.La doc­tora Rosaura Leis, coor­di­nadora de la Unidad de Gas­troen­terologa y Nutri­ción Pediátrica del Hos­pi­tal Clínico Uni­ver­si­tario de San­ti­ago de Com­postela y Pro­fe­sora Tit­u­lar de Pedi­atría de esa uni­ver­si­dad, destaca que «el impor­tante aumento de la obesi­dad en nue­stro país en los últi­mos años guarda estrecha relación con los pro­fun­dos e impor­tantes cam­bios acon­te­ci­dos en nue­stros hábitos, como el descenso de la activi­dad física y el aumento de la inac­tivi­dad y el ocio pasivo».

Para el doc­tor Ger­ardo Rodriguez, del Grupo de Activi­dad Física de la Aso­ciación Espaola de Pedi­atríaa, «el seden­tarismo es un grave prob­lema para la salud, equipara­ble a otros fac­tores como la hiperten­sión, la hiper­co­les­terolemia y el tabaquismo». Según este experto, «la última Encuesta de Salud de España mues­tra que el 12% de los niños entre 5 y 14 años y el 45% entre los 15 y los 24 años real­izan nula o escasa activi­dad física».A este respecto, Javier Rico, ger­ente de la Fun­dación Deporte Galego, aboga por la inter­ven­ción en cen­tros esco­lares como fór­mula para el fomento de la activi­dad física, ya que «inter­venir en los cen­tros educa­tivos per­mite actuar sobre el 100% de la población en edad escolar».

Igual­mente, la pro­fe­sora Marcela Gonzlez-​Gross, del Depar­ta­mento de Salud y Rendimiento Humano de la Fac­ul­tad de Cien­cias de la Activi­dad Física y del Deporte-​INEF de la Uni­ver­si­dad Politcénica de Madrid y miem­bro de CIBER­obn, «la activi­dad física pro­por­ciona un equi­lib­rio psi­cofísico y un aumento de la capaci­dad fun­cional de los diver­sos sis­temas orgánicos».

Madu­ran las neu­ronas y los huesos

Pero además, añade, en la infan­cia resulta deter­mi­nante para poten­ciar el crec­imiento y desar­rollo, tanto neu­rológico como músculo-​esquelético, facil­i­tando una mayor min­er­al­ización de los hue­sos y mejo­rando la salud en la edad adulta. Junto a ello, la activi­dad física desde edades tem­pranas favorece la madu­ración del sis­tema nervioso motor y aumenta las destrezas motri­ces, además de ayu­dar al con­trol del sobrepeso y obesi­dad, previniendo la obesi­dad en la edad adulta. Tam­bién mejora el estado de ánimo y aumenta la autoes­tima, fomenta la socia­bil­i­dad y aumenta la autonomíaa y la inte­gración social».Según esta experta, «en la actu­al­i­dad, las condi­ciones de vida urbana, seguri­dad, horar­ios de activi­dades cur­ric­u­lares y ocio condi­cio­nan la activi­dad fsica en cuanto al tiempo, el lugar y las modal­i­dades, pero es impor­tante que el niño y ado­les­cente incor­pore la activi­dad deportiva como un estilo de vida, en el que el pedi­atra tiene un rol fundamental».

Aunque el con­senso cient­fico recomienda ejer­ci­cio una hora al día cinco das a la sem­ana, los exper­tos con­sid­eran impor­tante adap­tar la activi­dad fsica a las difer­entes eta­pas de crec­imiento. Así la pro­fe­sora Gonzlez-​Gross difer­en­cia entre la edad preesco­lar, la edad esco­lar y la pre-​adolescencia y adolescencia.«Entre los 2 y los 5 años el obje­tivo es estim­u­lar la per­cep­ción sen­so­r­ial, la coor­di­nación motriz y el sen­tido del ritmo, mien­tras que entre los 6 y los 12 años se trata de bus­car el dominio y con­trol del equi­lib­rio junto a la adquisi­ción o per­fec­cionamiento de movimien­tos automáti­cos explica. Entre los 10 y los 11 años es impor­tante no insi­s­tir en el carc­ter com­pet­i­tivo del deporte y que se prac­tiquen var­ios difer­entes y ya en la ado­les­cen­cia, es rel­e­vante evi­tar el aban­dono del ejer­ci­cio físico».

Fuente: http://​www​.20min​u​tos​.es/​n​o​t​i​c​i​a​/​2161778​/​0​/​n​i​n​o​s​-​a​d​o​l​e​s​c​e​n​t​e​s​/​e​j​e​r​c​i​c​i​o​-​d​i​a​r​i​o​/​e​s​t​i​l​o​-​v​i​d​a​/

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Videos más recientes

Busca en ViviendoMiCiudad

Video que otros usuar­ios estan viendo ahora