Ejercicio y contaminación: minimizando los riesgos 

Es una com­bi­nación nada sana, espe­cial­mente en el caso de las per­sonas que pade­cen asma, dia­betes, trastornos pul­monares o cardía­cos.
Con­viene plan­i­ficar el momento del ejer­ci­cio con cuidado, evi­tar las reas de con­t­a­m­i­nación ele­vada y realizar parte del ejer­ci­cio en inte­ri­ores.

Nos ani­man a hacer ejer­ci­cio, a cor­rer unos kilómet­ros cada da, pero al salir a la calle muchos tropezamos con la con­t­a­m­i­nación. Hacer ejer­ci­cio en el exte­rior puede dar lugar a una com­bi­nación nada sana, espe­cial­mente en el caso de las per­sonas que pade­cen asma, dia­betes, trastornos pul­monares o cardía­cos. o una enfer­medad res­pi­ra­to­ria de las vas infe­ri­ores. Edward R. Lakowsi, codi­rec­tor del cen­tro de med­i­c­ina deportiva de la esta­dounidense Clnica Mayo, recuerda que con la com­bi­nación de aire con­t­a­m­i­nado y ejer­ci­cio los poten­ciales prob­le­mas para la salud aumentan.«Una razón para este mayor riesgo podría ser que durante el ejer­ci­cio aer­o­bio, se suele inhalar ms aire y la res­piración es ms pro­funda. Y dado que es ms común res­pi­rar ms por la boca durante el ejer­ci­cio, el aire que se res­pira en gen­eral se salta los pasajes nasales, que sue­len fil­trar las partícu­las de con­t­a­m­i­nación del aire», comenta el espe­cial­ista. Los prob­le­mas de salud a los que está aso­ci­ada la con­t­a­m­i­nación incluyen:

Daos de las vas res­pi­ra­to­rias.
Mayor riesgo de desar­rol­lar asma.
Empe­o­ramiento del asma exis­tente o de otros trastornos pul­monares.
Mayor riesgo de ataques cardía­cos. e ictus.
Mayor riesgo de mor­tal­i­dad por cáncer de pul­món y enfer­medad car­dio­vas­cu­lar.
La prin­ci­pal incóg­nita aún sin aclarar es cuanta exposi­ción es un peli­gro o durante cuanto tiempo tiene la per­sona que estar expuesta para sufrir estas con­se­cuen­cias. Lo ms impor­tante es cen­trarse en méto­dos para min­i­mizar los ries­gos de la com­bi­nación de con­t­a­m­i­nación y ejer­ci­cio. El experto da algunos con­se­jos: Con­tro­lar los nive­les de con­t­a­m­i­nación del aire La may­oría de comu­nidades tiene un sis­tema de aler­tas de con­t­a­m­i­nación. Con­tacte con las ofic­i­nas de con­trol de con­t­a­m­i­nación locales, insta­la­ciones hos­pi­ta­lar­ias o su médico para con­seguir infor­ma­ción. Exis­ten apli­ca­ciones para el móvil y pági­nas web ofi­ciales donde se pub­li­can los datos sobre con­t­a­m­i­nación a nivel local y nacional. Plan­i­ficar el momento del ejer­ci­cio con cuidado Mejor evi­tar la activi­dad física en el exte­rior o reducir la inten­si­dad y duración del entre­namiento fuera cuando se den a cono­cer aler­tas de la cal­i­dad del aire. Evi­tar tam­bién la activi­dad en exte­ri­ores cuando los nive­les de con­t­a­m­i­nación tien­dan a estar ms altos, que suele ser a mitad del da o en la tarde. El ejer­ci­cio durante las horas punta tam­bién puede exponer a may­ores can­ti­dades de con­t­a­m­i­nacin. Evi­tar las reas de con­t­a­m­i­nación ele­vada Los nive­les de con­t­a­m­i­nación sue­len ser ms altos den­tro de los 15 met­ros cer­canos a una car­retera. Los ambi­entes urbanos y las reas para fumar en el exte­rior tam­bién tienen may­ores nive­les de con­t­a­m­i­nación. Si es posi­ble, se debe evi­tar esta clase de reas cuando real­ice ejer­ci­cio. Realizar ejer­ci­cio en el inte­rior Hay que alternar la rutina con activi­dades oca­sion­ales en inte­rior, en espe­cial en los das de cal­i­dad pobre del aire: tomar una clase de gim­na­sia, vis­i­tar un gim­na­sio local o cor­rer unas vueltas en una pista inte­rior. Con­sul­tar siem­pre al médico Si se padece asma, dia­betes u otro trastorno, es mejor con­sul­tar con el médico cundo es ms salud­able hacer ejercicio.

Fuente: http://​www​.20min​u​tos​.es/​n​o​t​i​c​i​a​/​2204705​/​0​/​e​j​e​r​c​i​c​i​o​-​f​i​s​i​c​o​/​c​o​n​t​a​m​i​n​a​c​i​o​n​-​r​i​e​s​g​o​s​/​c​o​n​s​e​j​o​s​/

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Videos más recientes

Busca en ViviendoMiCiudad