articles





Boletín

En las comu­nidades indí­ge­nas , exis­ten hom­bres y mujeres deseosas de salir ade­lante, han desar­rol­lado habil­i­dades para trans­for­mar el barro y la madera en ver­daderas obras de arte, en un deleite para los sen­ti­dos , en fig­uras muy apre­ci­adas por los extran­jeros y des­gra­ci­ada­mente poco por los mex­i­canos . Ahora tam­bién, al hablar ién a los niños que prin­ci­pal­mente en Patam­ban, se les encuen­tra apren­di­endo a trans­for­mar el barro en obras de arte.


Estas per­sonas , enfrentan un prob­lema ya que tienen sus arte­sanías en almacén pues sus ven­tas son mín­i­mas, poco tur­ista acude a las comu­nidades a com­prar y con­sidero que el prin­ci­pal motivo de que esto suceda es que no hay la pro­mo­ción por parte de los gob­ier­nos para que quienes pueden com­prar las arte­sanías vis­iten los lugares,.


El sábado pre­vio a la fiesta en honor a Cristo Rey, el último domingo de Octubre, se lleva a cabo en la plaza de la población de Patam­ban, la exposi­ción, venta y con­curso de arte­sanías
los arte­sanos felices lle­van a la plaza puras bellezas, ´porque ¡Qué man­era de trans­for­mar el barro en lo qure dolo rel­los saben hacer, bellezas¡ Bien pues ese día los arte­sanos tienen a bien lucirse y deleitarnos a los pre­sentes con ver­daderas obras de arte, es un deleite admi­rar esas obras. Llama la aten­ción la enorme can­ti­dad de niñas y niños que alrede­dor de la plaza mues­tran la forma de tra­ba­jar el barro, esto sig­nifica que hay arte­sanos para rato afortunadamente


Pero tam­bién, en años ante­ri­ores, llama la aten­ción la poca asis­ten­cia de tur­is­tas, muy pocos, en oca­siones se cuen­tan con los dedos de las manos.


Tal vez el año pasado, el 2017 fuera el año en que menos com­pradores ha habido el día del con­curso de arte­sanías, se dirá que por la cri­sis pero, en años ante­ri­ores, se veía a muchos extran­jeros, prin­ci­pal­mente de Esta­dos Unidos, ahora no, no vinieron
Es claro que los arte­sanos cumplen haciendo arte­sanías que, entre otras cosas, lle­van la final­i­dad de tener un ingreso para man­tener a la familia, pero tam­bién es claro que nece­si­tan de una ayuda, no que les den dinero porque entonces se lle­garía al fin de esa activi­dad, no se trata de ese tipo de ayuda, sino de que los gob­ier­nos de los tres nive­les ayu­den en la mejor forma que es pro­mo­cio­nando sus arte­sanías, esto es medi­ante una cam­paña a través de los medios de comu­ni­cación y con un buen tra­bajo en Esta­dos Unidos.


El entonces pres­i­dente munic­i­pal de Tan­gancícuaro, Sr. Pas­cual Hernán­dez ‚había comen­tado la inten­ción de hacer un paradero a un lado de la car­retera, a las afueras de la población, para exposi­ción y venta de arte­sanías de las pobla­ciones de San José, Ocumi­cho y Patam­ban, y que sirviera además para venta de pan de Patam­ban y Tan­gancícuaro. Había men­cionado que todos los gas­tos cor­re­spon­derían a la admin­is­tración munic­i­pal. Desconozco el porqué no se llevó a cabo esta acción pero la actual admin­is­tración munic­i­pal podría retomar este punto.


Esporádica­mente, los arte­sanos acu­den a diver­sas pobla­ciones a ofer­tar sus arte­sanías, no les va muy bien, aparte de la poca venta tienen que pagar piso a las admin­is­tra­ciones munic­i­pales, tienen que batal­lar para encon­trar dónde hacer sus necesi­dades y lugar para dormir, gen­eral­mente duer­men los señores con su esposa y sus hijos a un lado del puesto en donde tienen que sopor­tar las inclemen­cias del frío.


Los gob­er­nantes deben tener en cuenta que el ayu­dar a los arte­sanos, es una forma de ir con­tra el desem­pleo y por lo tanto, no deben esca­ti­mar ayuda. Aparte de pro­mo­cionar las arte­sanías, sería con­ve­niente que no se les cobrara piso, que los DIF munic­i­pales pro­por­cionaran al menos un ali­mento al día y que se des­ti­nara un espa­cio en las insta­la­ciones del DIF en donde, si no toda la familia, al menos las seño­ras y los niños pasaran la noche.


El último sábado de Octubre, un día antes de la fiesta en honor a Cristo Rey, se ten­drá la exposi­ción y venta de arte­sanías 2018, quien asista podrá deleitarse admi­rando esas bellezas lla­madas arte­sanías. Es tiempo de irnos preparando para asi­s­tir a ese evento y algo impor­tante, no nos pong­amos a regatear el pre­cio, no dis­min­uyamos sus utilidades.


EL SÁBADO ÚLTIMO DE OCTUBRE ASISTE A PATAM­BAN














[Ir al Ini­cio del artículo]




Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez













¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Busca en ViviendoMiCiudad