articles



La pal­abra descono­cer en el lenguaje cor­ri­ente, implica la igno­ran­cia que se tiene respecto de algo, de alguien, una ver­dad, un hecho, una situación, entre otras opciones. Ausen­cia de conocimien­tos gen­erales o en alguna mate­ria especifica

El con­cepto de igno­ran­cia lo uti­lizamos de man­era exten­dida en nue­stro idioma para indicar que alguien no dispone de conocimiento alguno en un asunto o en una mate­ria, o bien que en el plano gen­eral la per­sona no cuenta con una ade­cuada instruc­ción int­elec­tual y cultural.

El no tener conocimiento de algo, nada tiene de malo, en alguna o algu­nas cosas o mate­rias, todo ser humano es igno­rante y no se ha dado ni se dará el caso que una per­sona sepa todo o de todo.

Sin embargo si puede rep­re­sen­tar un prob­lema o una situación inade­cuada el que una per­sona opine, sug­iera , pro­ponga de lo que no tiene conocimiento, hac­erlo lleva a lo que cono­ce­mos como engaño . Lo ante­rior tam­bién se puede aplicar a un tra­bajo deter­mi­nado, que se tra­baje en lo que se desconoce.

En mate­ria de medio ambi­ente, recuerdo, hace años, cuando el entonces direc­tor de Par­ques y Jar­dines sacó 100 arboli­tos que se habían plan­tado aquí en Zamora sobre la Av. Fer­ro­car­ril y argu­mentó que no era lugar pro­pio para arboli­tos, ahora esas áreas lucen con bas­tantes arboles después que se plan­taron de nuevo, el desconocimiento lo llevó a con­sid­erar y deter­mi­nar que ahí no se debían plan­tar. Muchos otros arboli­tos fueron saca­dos bajo el argu­mento de que no eran los apropi­a­dos, se volvieron a plan­tar y lucen ya de buen tamaño en var­ios lugares.

Tam­bién años ante­ri­ores, muchos arboli­tos fueron saca­dos bajo el argu­mento de que esta­ban muy jun­tos uno del otro, el desconocimiento llevó a con­sid­erar eso como algo que no se debía tener. La nat­u­raleza es tan sabia y se aco­moda a todo que en los bosques y sel­vas se encuen­tran árboles que están a cen­tímet­ros de dis­tan­cia, ellos han encon­trado su agua y sus nutri­entes y el sol, gran parte del oxígeno viene de ellos.

Sigo con años ante­ri­ores en que a un tabachin muy bonito, se le cor­taron las ramas que her­mosa­mente caían que porque eran un peli­gro. Nue­va­mente el desconocimiento llevó a esa nefasta acción,. Es un árbol que ya de medi­ana edad sus ramas se extien­den , su forma llega a ser redonda y sus ramas van hacia abajo sin rep­re­sen­tar peli­gro alguno, así es ese ´árbol.

Las podas que llamo innece­sarias no han estado ausentes, hace dos años, en el Acceso Norte fueron poda­dos, con podas mal hechas pues sobre esto tam­bién se tiene desconocimiento, arboles de los lla­ma­dos pata de mula, algunos le lla­man pata de vaca, no estorba­ban ni a vehícu­los ni peatones y ni a cables de luz, ya flo­re­a­ban y nada valió, fueron y los dejaron mal. Por cierto, este es un árbol que puede plan­tarse en ban­que­tas o camel­lones angostos.

No afecta y pongo el ejem­plo de los que se encuen­tran en la avenida Fer­ro­car­ril y que fueron plan­ta­dos hace algunos 3 años por el actual pres­i­dente munic­i­pal y el suscrito, es un camel­lón muy angosto y los árboles están bien.

El desconocimiento, insisto, lleva a come­ter errores, malas acciones. Es bueno que en lo ref­er­ente al tra­bajo que se desem­peña, se doc­u­mente, se estudie para realizarlo en forma adecuada.




Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

[Ir al Ini­cio del artículo]




¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

TVMÁS EN VIDEO

Busca en ViviendoMiCiudad

Desayuna y come: sabroso y nutritivo