articles



Hoy martes 8 de este Octubre del 2019, es bueno saber que cuando cor­ría el año de 1515, sigu­iendo órdenes del rey Fer­nando el Católico, parten del puerto de San Lucas de Bar­rameda —-España — - tres pequeñas cara­belas con una trip­u­lación de 60 hom­bres, bajo el mando del piloto mayor Juan Díaz de Solís. A prin­ci­p­ios de 1516 des­cubrirán el Río de la Plata, al que lla­marán Mar Dulce ya que creerán que se trata de un mar con agrad­able sabor, siendo en ver­dad un río. Al anclar eri­girán una cruz en lugar que lla­marán el Puerto de Nues­tra Señora de la Can­de­laria y tomarán pos­esión de esas tier­ras en nom­bre del rey. Solís arrib­ará a la isla Martín Gar­cía (actual Argentina), y más tarde se aden­trará por el río Paraná donde desem­bar­cará junto a 7 trip­u­lantes y serán ata­ca­dos por los char­rúas o chad­ules que eran indios antropófa­gos, que les matarán, des­cuar­ti­zarán y se los comerán

Mañana miér­coles 9 no deje­mos de recor­dar cuando en 1874, se tiene el Con­ve­nio Inter­na­cional de Berna, por el que se crea la Unión Postal Uni­ver­sales un organ­ismo espe­cial­izado de las Naciones Unidas. Tiene como obje­tivo afi­an­zar la orga­ni­zación y mejo­rar los ser­vi­cios postales, par­tic­i­par en la asis­ten­cia téc­nica postal que soliciten los países miem­bros y fomen­tar la colab­o­ración inter­na­cional en mate­ria postal. La UPU fija tar­i­fas, límites máx­i­mos y mín­i­mos de peso y tamaño, así como las condi­ciones de aceptación de la cor­re­spon­den­cia, establece reglamen­tos aplic­a­bles a ésta, y a obje­tos cuyo trans­porte requiere pre­ocu­pación espe­cial, como sus­tan­cias infec­ciosas y radi­ac­ti­vas. Su lengua ofi­cial es el francés y su sede se encuen­tra en la ciu­dad de Berna, Suiza. Actual­mente cuenta con 191 países miem­bros. Durante los sig­los XVII y XVIII, el inter­cam­bio de cor­re­spon­den­cia entre los difer­entes países era reg­u­lar­izado por acuer­dos entre cada par de naciones, pero en el siglo XIX esta red de acuer­dos se hizo tan com­pleja que impedía que los envíos se entre­gasen con rapi­dez. A causa de esto, se empezaron a imple­men­tar var­ios proyec­tos, entre los cuales destacó el de Sir Row­land Hill, quien intro­dujo un sis­tema para uni­formizar el tamaño de las car­tas. Tam­bién es cono­cido por crear la estampilla postal. En 1863, a solic­i­tud del Gen­eral Mont­gomery Blair, de la admin­is­tración postal de Esta­dos Unidos, se con­vocó a una con­fer­en­cia en París a quince del­e­ga­dos europeos y de América para acor­dar los prin­ci­pales trata­dos postales, pero sólo lle­garon a algunos acuer­dos sep­a­ra­dos y no pudieron estable­cer un sis­tema postal uni­ver­sal. Para hacer esto se le dejó la tarea a Hein­rich von Stephan quien con­vocó una nueva con­fer­en­cia en Berna el 15 de sep­tiem­bre de 1874, en la cual pro­puso hacer una orga­ni­zación de reg­u­lar­ización del correo a escala mundial. Gra­cias a esto, el día 9 de octubre del mismo año, en vir­tud del Tratado de Berna, nacía la Unión Postal Gen­eral y esa fecha es hoy en día el día mundial del ser­vi­cio postal. El nom­bre fue cam­bi­ado a Unión Postal Uni­ver­sal en 1878. Pos­te­ri­or­mente pasó a ser un organ­ismo espe­cial­izado de las Naciones Unidas, por un acuerdo que entró en vigor el 1 de julio de 1948.

Es así como lleg­amos al jueves 10 y es un buen día para que sep­a­mos que en el año 732, Tiene lugar la Batalla de Tours, Fran­cia en la que Charles Mar­tel, que comanda un ejército cris­tiano, der­rota a un gran ejército musul­mán dirigido por Abder­rah­man ibn Abdul­lah Al Gafiki, gob­er­nador musul­mán de Cór­doba, que resulta muerto al ser rodeado durante el com­bate por la caballería del duque Eudes. Con la vic­to­ria cris­tiana, los musul­manes se reti­ran de Fran­cia y se con­sigue detener el avance musul­mán en Europa Occi­den­tal. Esta vic­to­ria robustece y apun­tala a la dinastía gob­er­nante de la familia Mar­tel, los Car­olin­gios, que con el tiempo exten­derán sus domin­ios por todo el ter­ri­to­rio europeo. Pre­cisa­mente Charles se gana su apodo Mar­tel —-mar­tillo— en esta batalla.

Ya el viernes 11 recordemos que en 1962, se inau­gura en Ciu­dad del Vat­i­cano, el Con­cilio Vat­i­cano II, encar­gado de ren­o­var la Igle­sia Católica, prop­i­ci­ado por Angelo O. Ron­calli quien, en 1958, se con­vir­tió en el Papa Juan XXIII. El Con­cilio con­stará de cua­tro sesiones, siendo la primera de ellas pre­si­dida por el mismo Papa. Juan XXIII no podrá clausurar este Con­cilio ya que fal­l­e­cerá el 3 de junio del próx­imo año


Lleg­amos al sábado 12 y es bueno que recordemos que en 1813, un tratado fir­mado con la Argentina con­sagró la inde­pen­den­cia nacional del Paraguay de España, es en el día de hoy cuando el Con­greso real­iza, solemne y categóri­ca­mente, su Declaración de Inde­pen­den­cia y aprueba sus Reglamen­tos Guber­na­men­tales con­sid­er­a­dos como la primera Con­sti­tu­ción Nacional, rec­hazando la prop­uesta de ser una provin­cia depen­di­ente de Buenos Aires y con­sti­tuyén­dose por tanto en República inde­pen­di­ente, rompi­endo defin­i­ti­va­mente con España y Argentina.

Es domingo 13 y es bueno recor­dar que en 1813, Es eje­cu­tada en Cúcuta —-Colom­bia — - Mer­cedes Abregó de Reyes, por tejer el uni­forme de brigadier a Simón Boli­var y colab­o­rar con los ejérci­tos repub­li­canos que luchan en el valle de Cúcuta con­tra las tropas españo­las por la inde­pen­den­cia de su país. La eje­cu­ción tiene lugar en pres­en­cia de dos de sus hijos. Heroína de la Inde­pen­den­cia de Colom­bia. Nació en Cúcuta hacia el año 1750. Murió allí mismo en el año de 1813. Desde el ini­cio de la Guerra de Inde­pen­den­cia, doña Mer­cedes Reyes de Abrego man­i­festó su entu­si­asmo y apoyo a los patri­o­tas. Cono­ció al lib­er­ta­dor Simón Bolí­var en las cam­pañas mil­itares de Cúcuta. Colaboró con los ejérci­tos repub­li­canos que lucharon en el Valle de Cúcuta y lugares veci­nos con­tra las tropas españo­las de Ramón Cor­rea y Bar­tolomé Lizón. Con sus con­tac­tos secre­tos, man­tenía infor­madas a las tropas del gen­eral Fran­cisco de Paula San­tander sobre los movimien­tos del ejército real­ista. Gra­cias a sus informes, San­tander obtuvo los tri­un­fos mil­itares de San Faustino y Capa­cho con­tra las tropas de Matute y Cañas. Fue apre­hen­dida en Cúcuta por el capitán Bar­tolomé Lizón, y, acu­sada de con­spir­ación y de ayu­dar a las guer­ril­las patri­o­tas, por lo que fue con­de­nada a muerte el 13 de octubre de 1813. Cuando Bolí­var se encon­traba orga­ni­zando los ejérci­tos para la lla­mada Cam­paña Admirable de 1813, Mer­cedes Abrego le obse­quió una casaca bor­dada en oro y lente­jue­las, hecha por ella misma, en señal de la sim­patía y admiración que sen­tía por el Lib­er­ta­dor. Ella man­i­festó con decisión su apoyo a la causa patriótica, y con sus con­tac­tos secre­tos man­tenía infor­madas a las tropas del gen­eral Fran­cisco de Paula San­tander sobre los movimien­tos del ejército real­ista. Pre­cisa­mente gra­cias a sus informes secre­tos, San­tander obtuvo los tri­un­fos mil­itares de San Faustino y Capa­cho, con­tra las tropas de Matute y Cañas. Cuando el ejército patri­ota bus­caba alcan­zar el tri­unfo en el llano de Car­rillo, con­tra los real­is­tas coman­da­dos por el capitán Bar­tolomé Lizón, éste detuvo a una mujer espía que llev­aba avi­sos e indi­ca­ciones para los patri­o­tas com­bat­ientes y supo que esa mujer era envi­ada direc­ta­mente por doña Mer­cedes Abrego de Reyes. Las tropas de San­tander fueron der­ro­tadas en forma defin­i­tiva por los real­is­tas en el llano de Car­rillo, y cuando el capitán Bar­tolomé Lizón ocupó a Cúcuta, después de su tri­unfo, mandó bus­car a Mer­cedes Abrego, acu­sada de con­spir­adora y ayu­dante de las guer­ril­las patri­o­tas. Ella fue apre­hen­dida en una casa de campo y lle­vada a la cár­cel para ser ajus­ti­ci­ada. Recibió los cor­re­spon­di­entes ofi­cios reli­giosos en la capilla, y dos de sus hijos pres­en­cia­ron su muerte el 13 de octubre de 1813. Su sac­ri­fi­cio en defensa de los ide­ales repub­li­canos influyó en muchas mujeres granad­i­nas, heroí­nas que fueron deci­si­vas para el tri­unfo de la libertad

Es así como lleg­amos al lunes 14 para que sep­a­mos que en el año de 1944, en una car­retera en direc­ción a Ulm, Ale­ma­nia, el mariscal de campo alemán Erwin Rom­mel, el «zorro del desierto», pone fin a su vida al beber un veneno a raíz del des­cubrim­iento de su conex­ión con una con­spir­ación para asesinar a Adolf Hitler. Rom­mel ha sido ame­nazado con repre­salias rad­i­cales con­tra su familia y todos los miem­bros de su estado mayor, y sus respec­ti­vas famil­ias, salvo que se sui­cide. Otra condi­ción impuesta es que todo el asunto deberá man­ten­erse en secreto por lo que nadie sabrá que su repentina muerte es un sui­cidio ordenado


RECUERDE QUE LEER ES SABER, ES CONO­CER, ES APRENDER




Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

[Ir al Ini­cio del artículo]




¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

TVMÁS EN VIDEO

Busca en ViviendoMiCiudad

Desayuna y come: sabroso y nutritivo