articles

Fun­di­dos en un abrazo, desa­hog­a­ron un poco el dolor de la muerte de otra de sus hijas, fal­l­e­cida seis días antes en Morelia


Sea­tle, Wash­ing­ton, a 3 de febrero del 2020.- Con sen­timien­tos encon­tra­dos por el dolor que les dejó la muerte de una de sus hijas, ocur­rida el pasado 28 de enero, en More­lia, el mat­ri­mo­nio con­for­mado por Úrsula Lemus y Ramiro Talav­era, orig­i­nar­ios de Nahu­atzen, llegó el 2 de febrero a Sea­tle, Wash­ingtón, para reen­con­trarse con el resto de sus vásta­gos, a los que no habían visto en 25 años.



Postrada en una silla de ruedas, ella, y él cam­i­nando a su lado, ingre­saron al salón donde ya los esper­a­ban su hijo e hijas y las famil­ias con­for­madas por ellos en Esta­dos Unidos. Ahí, fun­di­dos en un abrazo, llo­raron durante var­ios minutos.


Se me murió mi hija el martes en More­lia y ahora vengo a ver a los otros, la ver­dad vengo bien acabada, pero ¿qué hago?… tengo que venir a ver a mis hijos, Dios y la vir­gen de Guadalupe me dieron licen­cia, mi alma está de luto y a la vez llena de gozo porque por fin puedo volver a ver y tener entre mis bra­zos a mis hijos, después de 25 años de no verlos”.

articles



Úrsula y Ramiro son orig­i­nar­ios de la comu­nidad indí­gena de San Isidro, en el munici­pio de Nahu­atzen y en com­pañía de otras 12 madres y padres de familia, dejaron su lugar de ori­gen y a través del pro­grama sello del Gob­ierno de Sil­vano Aure­oles Conejo, Palo­mas Men­sajeras, via­jaron a Guadala­jara, donde abor­daron el avión que los llevó al reen­cuen­tro, en Esta­dos Unidos, con esos seres queri­dos que dejaron de ver por décadas.



Desde su nacimiento, hace tres años, este pro­grama de reunifi­cación famil­iar bina­cional impul­sado por el gob­ierno del estado, ha per­mi­tido la autor­ización de nueve mil 680 visas, de las cuales dos mil 420 (25%) son de per­sonas prove­nientes de comu­nidades indígenas.

Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

{rt}


¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

top