. .

articles

. .

30/​10/​2017

Las con­cen­tra­ciones de dióx­ido de car­bono en la atmós­fera aumen­taron a una veloci­dad récord en 2016 y alcan­zaron el nivel más alto en 800.000 años, advir­tió la Orga­ni­zación Mete­o­rológ­ica Mundial este lunes.

La OMM, durante el lan­za­miento del Boletín de Gases de Efecto Inver­nadero en la sede de la ONU en Gine­bra, informó que el prome­dio de la con­cen­tración de dióx­ido de car­bono (CO2) alcanzó 403.3 partes por mil­lón en 2016, debido a una com­bi­nación de activi­dades humanas y un fuerte fenó­meno del niño. En 2015, los nive­les eran de 400 ppm.

El aumento del CO2 y otros gases de efecto inver­nadero en la atmós­fera tienen el poten­cial de ini­ciar cam­bios sin prece­dentes en los sis­temas climáti­cos, lo que lleva a “graves per­tur­ba­ciones ecológ­i­cas y económi­cas”, ase­gura el informe.

El direc­tor de la OMM, Pet­teri Talas, declaró que es nece­sario que los gob­ier­nos cum­plan con las prome­sas que hicieron en París en 2015 y tomen medi­das para reducir el calen­tamiento global.

Talas agregó que nunca se había visto un aumento tan grande en la con­cen­tración de C02 en la atmós­fera en un solo año.

.

«Esto demues­tra que no nos esta­mos moviendo en la direc­ción cor­recta, de hecho, esta­mos haciendo exac­ta­mente lo con­trario si pen­samos en la imple­mentación del Acuerdo de París. Esto demues­tra que existe una necesi­dad urgente de ele­var el nivel de ambi­ción en la lucha con­tra el cam­bio climático», dijo.

El fenó­meno climático está aso­ci­ado a tem­per­at­uras del mar más cál­i­das que el prome­dio, que se cree son respon­s­ables de des­en­ca­denar sequías en regiones trop­i­cales, así como hura­canes e incen­dios fore­stales sin prece­dentes en otros lugares.

El lan­za­miento del informe de la OMM coin­cide con el Informe de Emi­siones del Pro­grama de la ONU para el Medio Ambi­ente (PNUMA), que será pub­li­cado este martes y hace un seguimiento a cómo los gob­ier­nos están tomando medi­das para reducir las emi­siones de gases de efecto invernadero.

Ambas pub­li­ca­ciones servirán como base cien­tí­fica para las deci­siones políti­cas y nego­cia­ciones de cam­bio climático de la ONU en Bonn, Ale­ma­nia, pre­vis­tas a comen­zar el 7 de noviembre.

articles

Pro­duc­ción: Laura Quiñones

Fuente: ONU

  • notjobinf.jpg
. .
[Ir al Ini­cio del artículo]

Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión