artesanas 640x480

More­lia, Michoacán, a 4 de julio de 2019.-

La grandeza de Michoacán está en sus mujeres y en sus hom­bres, como las y los arte­sanos, que res­guardan en sus manos y su tal­ento, la gran var­iedad y riqueza artís­tica que ofrece el Estado y que es recono­cida a nivel internacional.



Con más de nueve mil per­sonas que ded­i­can su vida a crear obras de arte en las 16 ramas arte­sanales que se ofer­tan en Michoacán, más del 50 por ciento, 5 mil 424, son mujeres, prin­ci­pal­mente de las comu­nidades y pueb­los orig­i­nar­ios del Estado.



La direc­tora gen­eral del Insti­tuto del Arte­sano Michoa­cano (IAM), María Emilia Reyes Oseguera, destacó que esas mujeres, desde muy pronta edad, comien­zan por enseñarse a elab­o­rar las difer­entes arte­sanías que se tra­ba­jan en sus hog­a­res, “apren­den de sus padres y abue­los las difer­entes téc­ni­cas”; actual­mente, muchas de ellas son el sus­tento prin­ci­pal de sus familias.



MARÍA ELVIA, LA MAGIA DE LA ARTE­SANÍA EN SUS MANOS

María Elvia Silva Bar­tolo nació en la local­i­dad de Zip­i­ajo, munici­pio de Coe­neo; desde los ocho años aprendió de su abuelita, a amasar el barro; un año después ya estaba elab­o­rando los tradi­cionales coma­les, empezó por eso, porque “eran menos pesa­dos que las ollas”; cuando cumplió 12 ya se hacía sus propias ollas donde cocía fri­joles y cocin­aba el tradi­cional churipo, el platillo típico de su comunidad.


Ya ado­les­cente, Elvia incur­sionó en la rama de tex­til porque quería con­fec­cionarse sus pren­das per­son­ales de vestir, espe­cial­mente la indu­men­taria tradi­cional de su local­i­dad; esta téc­nica la fue per­fec­cio­nando bajo la super­visión de su mad­rina, quien la enseñó a bor­dar y a hacer sus pro­pios gua­nen­gos, delan­tales, nahuas, y tra­jes para vestir diario o para las fies­tas espe­ciales de su pueblo.



A los 18 años, María Elvia comenzó a diri­gir el grupo de mujeres arte­sanas de su comu­nidad y hoy día, es digna rep­re­sen­tante de todo el sec­tor arte­sanal de Zip­i­ajo; sus com­pañeras y com­pañeros le recono­cen con respeto, su sen­cillez y entrega para tra­ba­jar, siem­pre en ben­efi­cio de ellos y sus familias.


El esfuerzo de esta mujer arte­sana está refle­jado en los más de 52 reconocimien­tos locales y nacionales que ha ganado, entre ellos, el año pasado obtuvo el pre­mio Eréndira, que otorga la sec­re­taria estatal de Cul­tura (Secum), en el campo de las artes tradi­cionales, “me siento feliz de poder ayu­dar siem­pre a todas y todos los arte­sanos de mi comu­nidad, fomen­tando la unión y el espíritu de ser­vi­cio en un ambi­ente de respeto”, men­cionó final­mente la alfar­era y tex­til­era michoacana.

Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

[Ir al Ini­cio del artículo]


¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

TVMÁS EN VIDEO

Busca en ViviendoMiCiudad

Desayuna y come: sabroso y nutritivo