articles

. .

.

Zamora, Mich. 14 de noviem­bre de 2017.-

Debido al tra­bajo y pro­fe­sion­al­ismo que real­iza el Cen­tro de Reha­bil­itación Inte­gral (CRI) del Sis­tema DIF Zamora, la paciente Gra­ciela Rojas Ruiz, quien padece la enfer­medad de artri­tis reuma­toide, recu­peró la movil­i­dad de su cuerpo gra­cias a las ter­apias que recibe en dicha área del organismo.

Con respecto a este caso, la pres­i­denta del DIF, Ana Bertha Bar­ragán Esco­bar comentó que es bas­tante grat­i­f­i­cante saber que medi­ante el ser­vi­cio que ofrece el área de reha­bil­itación se está con­tribuyendo a cam­biar la vida de las per­sonas que acu­den en busca de aten­ción ter­apéu­tica para sus padecimientos.

De igual forma, man­i­festó que el CRI cuenta con per­sonal médico capac­i­tado, que se encuen­tra com­pro­metido en brindar un ser­vi­cio óptimo, pero a su vez, aten­der a la población de man­era cál­ida y humana.

Por otro lado, el Dr. Ger­ardo Gar­cía Frausto, Coor­di­nador del CRI, señaló que este caso rep­re­sentó un gran reto tanto pro­fe­sional como per­sonal, ya que la paciente desde los 16 años sufre dicha enfer­medad, la cual no tiene cura, sin embargo, destacó que con ayuda de la fisioter­apia y medica­men­tos están logrando tratar este padecimiento.

.
.

Comentó que la artri­tis reuma­toide es una enfer­medad inflam­a­to­ria crónica que le oca­sionó daño a las artic­u­la­ciones de las manos y pies de Gra­ciela, y le imposi­bil­itó cam­i­nar, teniendo que uti­lizar una silla de ruedas para trasladarse y depen­der de los cuida­dos de sus padres para realizar sus activi­dades diarias.

Igual­mente, expresó con entu­si­asmo y orgullo que hoy después de dos años y dos meses de acudir con con­stan­cia de lunes a viernes al CRI, la paciente logró pon­erse de pie y cam­i­nar por ella misma.

Por su parte, Gra­ciela Rojas Ruiz man­i­festó que su enfer­medad jamás rep­re­sentó un obstáculo para realizar su vida con nor­mal­i­dad y cumplir sus sueños, puesto que con ayuda de mule­tas para poder desplazarse, con­siguió ter­mi­nar la Licen­ciatura en Infor­mática y la Maestría en Educación.

Sin embargo, men­cionó que ante la pica­dura del mosco por­ta­dor del virus del chikun­gunya, su enfer­medad se com­plicó, al grado de perder la movil­i­dad en pier­nas y manos, postrán­dola en una silla de ruedas.

Asimismo, comentó que durante los últi­mos 3 años en los que empe­oró la artri­tis reuma­toide fue sometida a cirugía de cadera izquierda y de próte­sis de ambas rodillas.

De esta man­era, relató que no tiene las pal­abras para expre­sar su agradec­imiento con el DIF Zamora, ya que a través de la aten­ción y el cuidado que recibió durante estos años por parte del Dr. Ger­ardo Gar­cía Frausto y del per­sonal médico del CRI, hoy puede valerse por ella misma y con­tin­uar con su sueño de impar­tir clases de infor­mática a niños del municipio.

  • volantedengue.jpg
. .
[Ir al Ini­cio del artículo]

Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez

¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Videos más recientes

Busca en ViviendoMiCiudad