Boletín

Zamora, Mich., 15 de junio de 2018.-

Por con­clusión del pre­sente ciclo esco­lar y la lle­gada de las llu­vias, el número de usuar­ios en la Alberca Munic­i­pal ha dis­minuido de man­era lig­era, ya que en estos momen­tos se tiene un padrón de aprox­i­mada­mente de 600 usuar­ios de todas las edades.


Así lo informó el respon­s­able de la depen­den­cia, quien además resaltó que al comen­zar el receso esco­lar y vaca­ciones de ver­ano, se espera que el número de alum­nos del com­plejo incre­mente de forma impor­tante, porque cada vez más niños, ado­les­centes, jóvenes y adul­tos se intere­san más por apren­der a nadar y des­fru­tar de este deporte.


Detalló que la Alberca Munic­i­pal tiene capaci­dad para recibir a un prome­dio de mil 500 usuar­ios, debido a la gran var­iedad de horar­ios que se tienen disponibles diari­a­mente, ya que las clases comien­zan a las 6:00 de la mañana y de forma inin­ter­rump­ida se ofre­cen hasta las 9:00 de la noche.


Abundó que la nat­ación en cualquiera de sus modal­i­dades, es una dis­ci­plina que ayuda de forma trascen­dente para el for­t­alec­imiento de los mús­cu­los del cuerpo, además de ser una activi­dad física que ayuda a las per­sonas con prob­le­mas car­dia­cos, pues mejora la salud del corazón y la cir­cu­lación sanguínea.


El respon­s­able de la Alberca Munic­i­pal añadió que las sesiones de tra­bajo incluyen las modal­i­dades de nado, como son libre, mari­posa, pocho, dorso o com­bi­nado, lo que per­mite que los alum­nos per­fec­cio­nen su estilo y se con­vier­tan en futuros tal­en­tos, que rep­re­sen­ten al munici­pio o al estado en com­pe­ten­cias relevantes.


Señaló que los intere­sa­dos en inscribirse en las clases de nat­ación deben acudir al com­plejo que se ubica en la calle San Miguel Arcán­gel sin número, en la colo­nia Quinta San Miguel, frente al cen­tro de Desar­rollo Comu­ni­tario (CEDECO), Miguel Regalado.


Informó que al ingre­sar se debe cubrir una cuota de reg­istro de 150 pesos y que las men­su­al­i­dades son de 200 pesos, con el ben­efi­cio de ele­gir el horario de su pref­er­en­cia, para que la activi­dad deportiva no obstruya la asis­ten­cia a la escuela o el tra­bajo.















[Ir al Ini­cio del artículo]




Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez













¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Videos más recientes

Busca en ViviendoMiCiudad