«Eso no es sufi­ciente para mod­i­ficar la dinámica de la car­rera» elec­toral, agregó.

«La sor­presa» del debate del martes de noche en Nashville, Ten­nessee (sur) fue la prop­uesta de McCain de com­prar las hipote­cas en prob­le­mas que están en la raíz de la actual cri­sis financiera global, sos­tuvo el diario.

Pero, «a sim­ple vista, no parece ser algo a lo que se opon­drían los demócratas, y las elec­ciones se deci­den por las difer­en­cias», opinó.

Por su parte, The Wash­ing­ton Post elogió la cortesía del debate, luego de var­ios días durante los cuales ambos ban­dos entraron en los ataques per­son­ales y sac­aron a relu­cir viejos escándalos.

«Como la economía, el tono de la cam­paña se fue dete­ri­o­rando pro­fun­da­mente antes del segundo debate», indicó el edi­to­r­ial del Post.

«La noche pasada nos devolvió la cortesía. Se tiraron algunos coda­zos, pero fueron coda­zos rel­e­vantes sobre temas serios, no dis­trac­ciones inflamatorias».

Sin embargo, ninguno de los dos can­didatos ajustó sus prop­ues­tas en mate­ria económica para refle­jar la cri­sis financiera actual, agregó el diario de Washington.

«Ambos reit­er­aron may­or­mente las políti­cas económi­cas ideadas hace meses en lugar de platafor­mas ade­cuadas a la nueva real­i­dad», indicó, antes de cal­i­ficar la prop­uesta sobre com­pras hipote­carias de McCain como una excep­ción «que vale la pena discutir».

Final­mente, The New York Times crit­icó a McCain y su com­pañera de fór­mula Sarah Palin, por lle­var ade­lante «una de las cam­pañas más ver­gonzosas que se recuerde».

«Noventa min­u­tos de cor­dial­i­dad forzada no bor­raron la vio­len­cia funesta de su cam­paña en las sem­anas recientes, ni nos dejó con demasi­ada esper­anza de que no regre­sará el miér­coles», se lamentó.

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Busca en ViviendoMiCiudad