Primero cul­ti­varon café, pero las ven­tas no alcan­zaron para cubrir las necesidades.

Flo­res heliconias

Entonces, la comu­nidad fue rescatada por las heli­co­nias, unas flo­res que pare­cen pájaros y que en esa zona cre­cen de man­era silvestre.

Un proyecto que contó con la coop­eración española y sec­tores del gob­ierno local cam­bió la vida de estas per­sonas y resultó final­ista del Con­curso de Expe­ri­en­cias en Inno­vación Social, orga­ni­zado por la CEPAL y la Fun­dación Kellogg.

NOTA EN AUDIO:


Pro­duc­ción: Laura Kwiatkowski

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Busca en ViviendoMiCiudad