Destacó que el cam­bio climático gen­era una opor­tu­nidad de aper­tura de nuevos mer­ca­dos y de creación de empleos.

Comentó que la demanda de energía cre­cerá un 55% para el año 2030. En ese período la infraestruc­tura del sec­tor requerirá una inver­sión de miles de mil­lones de dólares, la mitad de los cuales deberán hac­erse en países en desar­rollo.

«Pero si esas inver­siones nos son dirigi­das de una man­era ami­ga­ble con el medio ambi­ente, se pro­ducirá un aumento de un 50% en las emi­siones glob­ales, en lugar de la reduc­ción que pide la comu­nidad de cien­tí­fi­cos», advir­tió de Boer.

Este será uno de los temas más impor­tantes de las próx­i­mas nego­cia­ciones inter­na­cionales a cel­e­brarse en Polo­nia en diciem­bre de 2008, y en Copen­h­ague en 2009, dijo el alto fun­cionario.

AUIO DE LA NOTA:


Pro­duc­ción: Rocío Franco

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Suscrí­bete a nue­stro Canal en Youtube y recibe aviso de nuevos videos, dále Clic en la Campana

Busca en ViviendoMiCiudad