articles

Zamora, Michoacán, 23 de agosto de 2021

El cómo se defi­nan las causas de las vio­len­cias, en par­tic­u­lar de los homi­cidios dolosos, implica una man­era de trans­ferir respon­s­abil­i­dades. Mien­tras Enrique Peña Nieto (PRI) ocu­paba la Pres­i­den­cia de la República, Sil­vano Aure­oles Conejo “le cuid­aba las espal­das” al sostener: los homi­cidios dolosos tienen por causa prin­ci­pal la con­viven­cia social. Y bajo tal enfoque, como deli­tos “del orden común”, su pre­ven­ción y seguimiento no cor­re­spondía a la fed­eración sino al munici­pio y/​o estado.

Homi­cidios por convivencia

En el cír­culo más cer­cano de Sil­vano solía escuchar: «De los 60 homi­cidios que hay al mes 52 son de con­viven­cia social, el mar­gen que ten­emos es muy reducido, pero vamos a tra­ba­jar para bajar estas cifras” (José Martín Godoy Cas­tro, Procu­rador de Jus­ti­cia de Michoacán, IMNoti­cias, 27-​01-​2016).

Así, durante la mitad del sex­e­nio de Sil­vano se escuchó este tipo de razon­amiento en voz de Juan Bernardo Corona Martínez, Pas­cual Sigala Páez, Adrían López Solís y Godoy Cas­tro: “El 90 por ciento de los homi­cidios en Michoacán son por con­viven­cia social y no tienen que ver con la delin­cuen­cia orga­ni­zada (…) las insti­tu­ciones de seguri­dad tra­ba­jan para com­batir el 10 por ciento de los homi­cidios que tienen relación con la delin­cuen­cia orga­ni­zada y se pide a la población que ayude para que dis­min­uya el restante 90 por ciento, ya que son casos de con­viven­cia social (Godoy Cas­tro, La Voz de Michoacán, 30 marzo de 2016).

Una vez que López Obrador asumió la Pres­i­den­cia, cam­bió el dis­curso de Aure­oles Conejo, tal como lo escuchamos en la entre­vista del pasado 16 de agosto: los homi­cidios dolosos están vin­cu­la­dos al nar­cotrá­fico y eso es respon­s­abil­i­dad fed­eral (Al Punto, Jorge Ramos, 16-​08-​2021).

Con­niven­cia partidaria

Por dis­imulo o con­niven­cia político-​electoral, en cada opor­tu­nidad, Sil­vano aplaudía los “ade­lan­tos” de Adri­ana Cam­pos Huirache, como el 22 de junio de 2019, en que Jacona, pese a reg­is­trar una de las may­ores tasas de homi­cidios en Michoacán, fue recono­cida por sus avances en mate­ria de seguri­dad y a punto de con­ver­tirse en el segundo munici­pio del estado que cumpliría los están­dares nacionales en cuanto a número de ele­men­tos policía­cos (SAC, Respuesta; El Inde­pen­di­ente, 22-​06-​2019).

Sin “lle­gar a ser noti­cia”, según las tasas de homi­cidios por cada cien mil habi­tantes, Jacona, ha man­tenido un alto nivel de vio­len­cia y en var­ios meses ha super­ado a Zamora: mayo, 30.53; junio, 18.9, julio 43.61 y agosto, 14.60. Zamora tiene cifras lig­era­mente menores: 18.06, 17.57, 14.15 y 10.92 en los mis­mos meses. Además, en julio Jacona anotó más asesinatos (30) que Zamora (29).

Como escribi­mos líneas arriba, al cierre del domingo 23 de agosto de 2021 en la mañana, Jacona supera –por cuarto mes– a Zamora en homi­cidios dolosos. Con 68,455 habi­tantes y 10 homi­cidios alcanza una tasa de 14.60 homi­cidios mien­tras que Zamora se queda con la “medalla de plata” por su tasa de 10.92 resul­tado de dividir 22 asesinatos entre 201,464 per­sonas censadas.

Con esos lentes, Sil­vano sí da cuenta de la vio­len­cia en Zamora (PT-​Morena) no así de Jacona (PRI) o Tan­gancícuaro (PAN). Y no es que se equiv­oque y en lugar de aludir a “la región Zamora”, dis­tinga munici­p­ios y alcaldes. La expre­sión no es inocente.

Agosto no termina …

A una sem­ana de con­cluir agosto y con el mes los mandatos de Sil­vano (gob­er­natura), Martín y Adri­ana (alcaldías), reg­is­tramos 39 even­tos con 52 víc­ti­mas: 32 dece­sos, 18 heri­dos y 2 ile­sos, más dos sui­cidios que no son parte de ese mon­i­toreo pero que “dicen algo” acerca del grado de descom­posi­ción social y deses­per­anza que cala a la sociedad zamoranojaconense.

Mirando por sep­a­rado Zamora sumó 22 homi­cidios (17 hom­bres y 5 mujeres) y Jacona 10 homi­cidios todos mas­culi­nos. La mayor parte de estos asesinatos fueron con dis­paros de arma de fuego a la cabeza a corta dis­tan­cia. Los heri­dos, en alta pro­por­ción, ocur­rieron en Zamora (15 hom­bres y una mujer) con pequeñas cifras en Jacona (un hom­bre y una mujer).

No deja de lla­mar la aten­ción que algunos infrac­tores de la ley, que han cometido deli­tos graves, son apre­hen­di­dos acci­den­tal­mente, por ori­narse en la vía pública, escan­dalizar, y/​o por otras fal­tas menores, tales son los casos de:

1) Jesús G. “El Nopal” fue detenido el 5 de agosto de 2021 cuando llegó en bici­cleta a la calle Oax­aca del Gen­er­alísimo para matar a una mujer pero por fal­las mecáni­cas de su arma cal­i­bre 45 no logró su obje­tivo. El ciu­dadano “Nopal”, pre­sunto miem­bro de “Cárte­les Unidos”, había asesinado a la señora Olga Lidia (Livia) en Plomo y Platino de la Sali­nas de Gor­tari el 25 de marzo de 2020;

2) Isaac M. H., 30 años, hal­lado (auto) herido por arma punzo cor­tante en calles de la colo­nia Jac­into López. En con­tra de su vol­un­tad fue aten­dido por paramédi­cos e inter­nado en el Hos­pi­tal Regional (sábado 20 de agosto de 2021, 11:00 horas). Min­u­tos antes había herido a José Luis R. 65 años (Hotel Los Pinos, av. Juárez). Días antes (viernes o martes) Isaac había asesinado a su novia Gabriela H. de 29 años, en Tingam­bato. El fem­i­ni­cida fue boleti­nado a través de las redes for­males e informales.

Estas ref­er­en­cias no son meros detalles, ilus­tran cómo actúa el “brazo fuerte de la jus­ti­cia” cuando los apel­li­dos de las víc­ti­mas no apare­cen en las pági­nas sociales y mues­tra a delin­cuentes rein­ci­dentes a los que la pér­dida de la lib­er­tad o la vida les tiene sin cuidado.

Dal­ton­ismo de Silvano

El dal­ton­ismo es una afec­ción óptica –de los conos, dicen– cono­cida como defi­cien­cia de color. La per­sona dañada no dis­tingue los col­ores verdes (PRI) de los rojos (PT-​Morena) y a veces de los azules (PAN). Por eso Sil­vano sí puede mirar los homi­cidios en Zamora, pero no los de Jacona, tam­poco de Tangancícuaro.

jlseefoo@​hotmail.​com

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

articles

Zamora, Michoacán, 23 de agosto de 2021

El cómo se defi­nan las causas de las vio­len­cias, en par­tic­u­lar de los homi­cidios dolosos, implica una man­era de trans­ferir respon­s­abil­i­dades. Mien­tras Enrique Peña Nieto (PRI) ocu­paba la Pres­i­den­cia de la República, Sil­vano Aure­oles Conejo “le cuid­aba las espal­das” al sostener: los homi­cidios dolosos tienen por causa prin­ci­pal la con­viven­cia social. Y bajo tal enfoque, como deli­tos “del orden común”, su pre­ven­ción y seguimiento no cor­re­spondía a la fed­eración sino al munici­pio y/​o estado.

Homi­cidios por convivencia

En el cír­culo más cer­cano de Sil­vano solía escuchar: «De los 60 homi­cidios que hay al mes 52 son de con­viven­cia social, el mar­gen que ten­emos es muy reducido, pero vamos a tra­ba­jar para bajar estas cifras” (José Martín Godoy Cas­tro, Procu­rador de Jus­ti­cia de Michoacán, IMNoti­cias, 27-​01-​2016).

Así, durante la mitad del sex­e­nio de Sil­vano se escuchó este tipo de razon­amiento en voz de Juan Bernardo Corona Martínez, Pas­cual Sigala Páez, Adrían López Solís y Godoy Cas­tro: “El 90 por ciento de los homi­cidios en Michoacán son por con­viven­cia social y no tienen que ver con la delin­cuen­cia orga­ni­zada (…) las insti­tu­ciones de seguri­dad tra­ba­jan para com­batir el 10 por ciento de los homi­cidios que tienen relación con la delin­cuen­cia orga­ni­zada y se pide a la población que ayude para que dis­min­uya el restante 90 por ciento, ya que son casos de con­viven­cia social (Godoy Cas­tro, La Voz de Michoacán, 30 marzo de 2016).

Una vez que López Obrador asumió la Pres­i­den­cia, cam­bió el dis­curso de Aure­oles Conejo, tal como lo escuchamos en la entre­vista del pasado 16 de agosto: los homi­cidios dolosos están vin­cu­la­dos al nar­cotrá­fico y eso es respon­s­abil­i­dad fed­eral (Al Punto, Jorge Ramos, 16-​08-​2021).

Con­niven­cia partidaria

Por dis­imulo o con­niven­cia político-​electoral, en cada opor­tu­nidad, Sil­vano aplaudía los “ade­lan­tos” de Adri­ana Cam­pos Huirache, como el 22 de junio de 2019, en que Jacona, pese a reg­is­trar una de las may­ores tasas de homi­cidios en Michoacán, fue recono­cida por sus avances en mate­ria de seguri­dad y a punto de con­ver­tirse en el segundo munici­pio del estado que cumpliría los están­dares nacionales en cuanto a número de ele­men­tos policía­cos (SAC, Respuesta; El Inde­pen­di­ente, 22-​06-​2019).

Sin “lle­gar a ser noti­cia”, según las tasas de homi­cidios por cada cien mil habi­tantes, Jacona, ha man­tenido un alto nivel de vio­len­cia y en var­ios meses ha super­ado a Zamora: mayo, 30.53; junio, 18.9, julio 43.61 y agosto, 14.60. Zamora tiene cifras lig­era­mente menores: 18.06, 17.57, 14.15 y 10.92 en los mis­mos meses. Además, en julio Jacona anotó más asesinatos (30) que Zamora (29).

Como escribi­mos líneas arriba, al cierre del domingo 23 de agosto de 2021 en la mañana, Jacona supera –por cuarto mes– a Zamora en homi­cidios dolosos. Con 68,455 habi­tantes y 10 homi­cidios alcanza una tasa de 14.60 homi­cidios mien­tras que Zamora se queda con la “medalla de plata” por su tasa de 10.92 resul­tado de dividir 22 asesinatos entre 201,464 per­sonas censadas.

Con esos lentes, Sil­vano sí da cuenta de la vio­len­cia en Zamora (PT-​Morena) no así de Jacona (PRI) o Tan­gancícuaro (PAN). Y no es que se equiv­oque y en lugar de aludir a “la región Zamora”, dis­tinga munici­p­ios y alcaldes. La expre­sión no es inocente.

Agosto no termina …

A una sem­ana de con­cluir agosto y con el mes los mandatos de Sil­vano (gob­er­natura), Martín y Adri­ana (alcaldías), reg­is­tramos 39 even­tos con 52 víc­ti­mas: 32 dece­sos, 18 heri­dos y 2 ile­sos, más dos sui­cidios que no son parte de ese mon­i­toreo pero que “dicen algo” acerca del grado de descom­posi­ción social y deses­per­anza que cala a la sociedad zamoranojaconense.

Mirando por sep­a­rado Zamora sumó 22 homi­cidios (17 hom­bres y 5 mujeres) y Jacona 10 homi­cidios todos mas­culi­nos. La mayor parte de estos asesinatos fueron con dis­paros de arma de fuego a la cabeza a corta dis­tan­cia. Los heri­dos, en alta pro­por­ción, ocur­rieron en Zamora (15 hom­bres y una mujer) con pequeñas cifras en Jacona (un hom­bre y una mujer).

No deja de lla­mar la aten­ción que algunos infrac­tores de la ley, que han cometido deli­tos graves, son apre­hen­di­dos acci­den­tal­mente, por ori­narse en la vía pública, escan­dalizar, y/​o por otras fal­tas menores, tales son los casos de:

1) Jesús G. “El Nopal” fue detenido el 5 de agosto de 2021 cuando llegó en bici­cleta a la calle Oax­aca del Gen­er­alísimo para matar a una mujer pero por fal­las mecáni­cas de su arma cal­i­bre 45 no logró su obje­tivo. El ciu­dadano “Nopal”, pre­sunto miem­bro de “Cárte­les Unidos”, había asesinado a la señora Olga Lidia (Livia) en Plomo y Platino de la Sali­nas de Gor­tari el 25 de marzo de 2020;

2) Isaac M. H., 30 años, hal­lado (auto) herido por arma punzo cor­tante en calles de la colo­nia Jac­into López. En con­tra de su vol­un­tad fue aten­dido por paramédi­cos e inter­nado en el Hos­pi­tal Regional (sábado 20 de agosto de 2021, 11:00 horas). Min­u­tos antes había herido a José Luis R. 65 años (Hotel Los Pinos, av. Juárez). Días antes (viernes o martes) Isaac había asesinado a su novia Gabriela H. de 29 años, en Tingam­bato. El fem­i­ni­cida fue boleti­nado a través de las redes for­males e informales.

Estas ref­er­en­cias no son meros detalles, ilus­tran cómo actúa el “brazo fuerte de la jus­ti­cia” cuando los apel­li­dos de las víc­ti­mas no apare­cen en las pági­nas sociales y mues­tra a delin­cuentes rein­ci­dentes a los que la pér­dida de la lib­er­tad o la vida les tiene sin cuidado.

Dal­ton­ismo de Silvano

El dal­ton­ismo es una afec­ción óptica –de los conos, dicen– cono­cida como defi­cien­cia de color. La per­sona dañada no dis­tingue los col­ores verdes (PRI) de los rojos (PT-​Morena) y a veces de los azules (PAN). Por eso Sil­vano sí puede mirar los homi­cidios en Zamora, pero no los de Jacona, tam­poco de Tangancícuaro.

jlseefoo@​hotmail.​com

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

top