huracan nota michoacan4

Afecta­ciones en munici­p­ios de Michoacán por paso de Huracán Nora.

Ya Atiende gob­ierno estatal de man­era coor­di­nada con depen­den­cias fed­erales y munic­i­pales se brinda aten­ción a la ciu­dadanía tras el paso del meteoro.

huracan nota michoacan1

Al corte de las 12:00 horas de este domingo, se reg­is­tran enchar­camien­tos, inun­da­ciones y caída de árboles en dis­tin­tos pun­tos de la geografía michoacana.

En el puerto de Lázaro Cár­de­nas, en el Habil­lal, se reg­istró el des­bor­damiento del río Acalpi­can, mismo que provocó inun­da­ciones en la zona por lo que

huracan nota michoacan3

fueron desa­lo­jadas diver­sas familias.

En el lugar se habil­itó un alber­gue en la Escuela Pri­maria Gen­eral “Lázaro Cár­de­nas”, mismo al que arribó una familia.

En la cabecera munic­i­pal de Arteaga, el des­bor­damiento del río Toscano provocó que var­ios automóviles fueran arrastra­dos por el cau­dal en la Avenida Lázaro Cár­de­nas. De igual man­era se reg­is­traron inun­da­ciones en vivien­das y com­er­cios, mis­mas que aún se están con­tabi­lizando y evaluando.

.

huracan nota michoacan5

En Arteaga el Audi­to­rio Munic­i­pal fue habil­i­tado como alber­gue al que arrib­aron más de 15 personas.

Al momento las autori­dades fed­erales, estatales y munic­i­pales se encuen­tran lab­o­rando en la car­retera costera a fin de restable­cer las vías de comu­ni­cación afec­tadas por der­rumbes y la caída de árboles.

En Tumbi­cas­tío, Ario de Ros­ales, Uru­a­pan y San Juan Nuevo se repor­taron deslaves y la caída de árboles en las car­reteras, mis­mos que ya se atien­den por los

huracan nota michoacan6

dis­tin­tos órdenes de gobierno.

Las llu­vias con­tin­uarán en las próx­i­mas horas por lo que se reit­era a la población la impor­tan­cia de pre­venir y hacer un plan de emer­gen­cias y se emiten las sigu­ientes recomendaciones:

En zonas costeras:
• Procu­rar ale­jarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afec­ta­dos por las ele­vadas mar­eas y olea­jes, que sue­len gener­arse ante la inten­si­dad de vien­tos fuertes.
• Evi­tar esta­cionar los vehícu­los en zonas que puedan verse afec­tadas por el oleaje.
• En estas situa­ciones, el mar adquiere condi­ciones extra­or­di­nar­ias y puede arras­trarle si se encuen­tra en las prox­im­i­dades del mar.
• Diri­girse inmedi­ata­mente a las zonas seguras definidas por la autori­dad (refu­gios tem­po­rales), en caso de ser necesario.

Durante el fenómeno:

• Extremar pre­cau­ciones por viento con rachas supe­ri­ores a 60 kilómet­ros por hora, tor­belli­nos y/​o tolvan­eras poniendo espe­cial aten­ción a con­struc­ciones de mate­r­ial ende­ble, así como posi­bles afecta­ciones en espec­tac­u­lares y ten­dido eléc­trico.
• Extremar pre­cau­ciones al cam­i­nar por espa­cios abier­tos, ya que las ráfa­gas de viento pueden arrasar o con­ver­tir obje­tos en proyec­tiles
• Bus­car refu­gio en casas y edi­fi­cios de con­struc­ción sól­ida.
• Aten­der cualquier sonido pro­ducido por escom­bros en movimiento, tales como árboles der­rum­bán­dose o peñas­cos que chocan unos con otros.
• Man­ten­erse alerta por lodo y rocas sobre la car­retera, gri­etas o defor­ma­ciones del pavi­mento, ya que éstos pueden indicar la pres­en­cia de un movimiento de ladera.
• En caso de peli­gro inmi­nente, desa­lo­jar el área inmedi­ata­mente y no tratar de sal­var perte­nen­cias.
• Extremar pre­cau­ciones al trán­sito por bre­chas y caminos rurales, ante baja vis­i­bil­i­dad, ter­reno res­bal­adizo, posi­bles deslaves de sier­ras o avenidas súbitas de agua con mate­r­ial de arras­tre.
• No inten­tar cruzar cauces de ríos, arroyos, vados y zonas bajas porque puede ser arrastrado por el agua.
• Si hay riesgo de un deslave o rodamiento de piedras desa­loje de inmedi­ato.
• Revisar exis­ten­cia de árboles y postes incli­na­dos, avisar de inmedi­ato a Pro­tec­ción Civil en caso de obser­var cualquier señal de inestabilidad.

De la misma forma, se recuerda a la población que para repor­tar cualquier situación de riesgo, acci­dente o desas­tre nat­ural, se dispone de la línea tele­fónica de emer­gen­cias 911.

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

huracan nota michoacan4

Afecta­ciones en munici­p­ios de Michoacán por paso de Huracán Nora.

Ya Atiende gob­ierno estatal de man­era coor­di­nada con depen­den­cias fed­erales y munic­i­pales se brinda aten­ción a la ciu­dadanía tras el paso del meteoro.

huracan nota michoacan1

Al corte de las 12:00 horas de este domingo, se reg­is­tran enchar­camien­tos, inun­da­ciones y caída de árboles en dis­tin­tos pun­tos de la geografía michoacana.

En el puerto de Lázaro Cár­de­nas, en el Habil­lal, se reg­istró el des­bor­damiento del río Acalpi­can, mismo que provocó inun­da­ciones en la zona por lo que

huracan nota michoacan3

fueron desa­lo­jadas diver­sas familias.

En el lugar se habil­itó un alber­gue en la Escuela Pri­maria Gen­eral “Lázaro Cár­de­nas”, mismo al que arribó una familia.

En la cabecera munic­i­pal de Arteaga, el des­bor­damiento del río Toscano provocó que var­ios automóviles fueran arrastra­dos por el cau­dal en la Avenida Lázaro Cár­de­nas. De igual man­era se reg­is­traron inun­da­ciones en vivien­das y com­er­cios, mis­mas que aún se están con­tabi­lizando y evaluando.

.

huracan nota michoacan5

En Arteaga el Audi­to­rio Munic­i­pal fue habil­i­tado como alber­gue al que arrib­aron más de 15 personas.

Al momento las autori­dades fed­erales, estatales y munic­i­pales se encuen­tran lab­o­rando en la car­retera costera a fin de restable­cer las vías de comu­ni­cación afec­tadas por der­rumbes y la caída de árboles.

En Tumbi­cas­tío, Ario de Ros­ales, Uru­a­pan y San Juan Nuevo se repor­taron deslaves y la caída de árboles en las car­reteras, mis­mos que ya se atien­den por los

huracan nota michoacan6

dis­tin­tos órdenes de gobierno.

Las llu­vias con­tin­uarán en las próx­i­mas horas por lo que se reit­era a la población la impor­tan­cia de pre­venir y hacer un plan de emer­gen­cias y se emiten las sigu­ientes recomendaciones:

En zonas costeras:
• Procu­rar ale­jarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afec­ta­dos por las ele­vadas mar­eas y olea­jes, que sue­len gener­arse ante la inten­si­dad de vien­tos fuertes.
• Evi­tar esta­cionar los vehícu­los en zonas que puedan verse afec­tadas por el oleaje.
• En estas situa­ciones, el mar adquiere condi­ciones extra­or­di­nar­ias y puede arras­trarle si se encuen­tra en las prox­im­i­dades del mar.
• Diri­girse inmedi­ata­mente a las zonas seguras definidas por la autori­dad (refu­gios tem­po­rales), en caso de ser necesario.

Durante el fenómeno:

• Extremar pre­cau­ciones por viento con rachas supe­ri­ores a 60 kilómet­ros por hora, tor­belli­nos y/​o tolvan­eras poniendo espe­cial aten­ción a con­struc­ciones de mate­r­ial ende­ble, así como posi­bles afecta­ciones en espec­tac­u­lares y ten­dido eléc­trico.
• Extremar pre­cau­ciones al cam­i­nar por espa­cios abier­tos, ya que las ráfa­gas de viento pueden arrasar o con­ver­tir obje­tos en proyec­tiles
• Bus­car refu­gio en casas y edi­fi­cios de con­struc­ción sól­ida.
• Aten­der cualquier sonido pro­ducido por escom­bros en movimiento, tales como árboles der­rum­bán­dose o peñas­cos que chocan unos con otros.
• Man­ten­erse alerta por lodo y rocas sobre la car­retera, gri­etas o defor­ma­ciones del pavi­mento, ya que éstos pueden indicar la pres­en­cia de un movimiento de ladera.
• En caso de peli­gro inmi­nente, desa­lo­jar el área inmedi­ata­mente y no tratar de sal­var perte­nen­cias.
• Extremar pre­cau­ciones al trán­sito por bre­chas y caminos rurales, ante baja vis­i­bil­i­dad, ter­reno res­bal­adizo, posi­bles deslaves de sier­ras o avenidas súbitas de agua con mate­r­ial de arras­tre.
• No inten­tar cruzar cauces de ríos, arroyos, vados y zonas bajas porque puede ser arrastrado por el agua.
• Si hay riesgo de un deslave o rodamiento de piedras desa­loje de inmedi­ato.
• Revisar exis­ten­cia de árboles y postes incli­na­dos, avisar de inmedi­ato a Pro­tec­ción Civil en caso de obser­var cualquier señal de inestabilidad.

De la misma forma, se recuerda a la población que para repor­tar cualquier situación de riesgo, acci­dente o desas­tre nat­ural, se dispone de la línea tele­fónica de emer­gen­cias 911.

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

top