hogartyrabaj

Sem­Méx­ico, Cd. de Méx­ico, 12 de julio 2021.-

La orga­ni­zación NOSOTRXS que tra­baja por el reconocimiento de los dere­chos de las tra­ba­jado­ras del hogar, como seguri­dad social y dere­chos lab­o­rales, exige con otras orga­ni­za­ciones de la sociedad civil la imple­mentación del Con­ve­nio 189 de la Orga­ni­zación Inter­na­cional del Tra­bajo (OIT) al entrar en vigor al pub­li­carse en el Diario Ofi­cial de la Fed­eración (DOF) el pasado 2 de julio.

Con la pub­li­cación del decreto y su imple­mentación inmedi­ata se busca mejo­rar la situación de 2 mil­lones 480 mil 680 per­sonas que se ded­i­can al tra­bajo del hogar, de la cual 95 por ciento son mujeres, sólo el 1 por ciento tiene un con­trato por escrito y el 3 por ciento recibe algún tipo de aten­ción médica, según la Encuesta Nacional de Ocu­pación y Empleo (ENOE) 2020.

NOSOTRXS destaca que el decreto garan­tiza y pro­tege el tra­bajo digno y los dere­chos fun­da­men­tales de las per­sonas tra­ba­jado­ras del hogar como: la elim­i­nación de la dis­crim­i­nación en mate­ria de empleo y ocu­pación, lib­er­tad de aso­ciación y reconocimiento del dere­cho a la nego­ciación colec­tiva, pro­tec­ción efec­tiva con­tra las for­mas de vio­len­cia lab­o­ral y vio­len­cia de género.

Busca acabar con la exclusión a la seguri­dad social oblig­a­to­ria y garan­ti­zan dere­chos como vivienda, seguri­dad social, aten­ción médica gra­tuita, ahorro para el retiro y demás presta­ciones lab­o­rales que man­datan las leyes laborales.

La ini­cia­tiva impul­sada por tra­ba­jado­ras del hogar y orga­ni­za­ciones como el Cen­tro de Apoyo para Capac­itación para Empleadas del Hogar (CACEH), Sindi­cato Nacional de Tra­ba­jadores y Tra­ba­jado­ras del Hogar, y NOSOTRXS, junto a el Insti­tuto de Lid­er­azgo Simone de Beau­voir, Hogar Justo Hogar, WIEGO y el Con­sejo Nacional para Pre­venir la Dis­crim­i­nación (CONAPRED) ponen en el cen­tro la dis­cusión pública los dere­chos de las tra­ba­jado­ras del hogar para com­batir la desigual­dad histórica de la que han sido objeto.

Este grupo social carece de condi­ciones para un tra­bajo decente, lab­o­rando de man­era infor­mal, despro­te­gida, con exten­sas jor­nadas lab­o­rales, baja remu­neración y sin seguri­dad social, y la falta de leg­is­lación gen­era que sus dere­chos humanos sean violados.

Detalla Nosotrxs que de las más de 2 mil­lones de tra­ba­jado­ras del hogar quienes tra­ba­jan bajo la modal­i­dad “de planta” lo hacen en prome­dio 10.7 horas al día, el 70 por ciento recibe como máx­imo dos salarios mín­i­mos por día y más del 30 por ciento no recibe ninguno.

Sólo 2.6 por ciento son tra­ba­jado­ras y tra­ba­jadores for­males, es decir, por cada 100, menos de tres cuen­tan con acceso al Insti­tuto Mex­i­cano del Seguro Social (IMSS), ni de la Admin­istradora de Fon­dos para el Retiro (Afore).

Gabriela Ben­susán y Nel­son Flo­rez, de la Fac­ul­tad Lati­noamer­i­cana de Cien­cias Sociales en Méx­ico (FLACSO), en la inves­ti­gación “El mer­cado lab­o­ral de las Tra­ba­jado­ras del Hogar Remu­ner­adas en Chi­a­pas”, afir­maron que Chi­a­pas, es el estado del país que menos paga por el tra­bajo doméstico.

A nivel nacional, se estima que hay 2 mil­lones 161 mil 767 mujeres que se ded­i­can al tra­bajo del hogar, en Chi­a­pas exis­ten 71 mil 654, además de que reg­is­tra un mayor por­centaje en cuanto a la infor­mal­i­dad con la que se desem­peña este ofi­cio en com­para­ción con la media nacional.

El sueldo que reciben por la real­ización de las labores domés­ti­cas sobrepasa por muy poco la mitad del sueldo esti­mado en todo el país, ya que reciben alrede­dor de 24.2 pesos.

En Chi­a­pas, debido a la situación de pobreza que se reg­is­tra en todo el estado, las mujeres que se ded­i­can al empleo domés­tico comien­zan a par­tir de los 12 años, lo que para los exper­tos es pre­ocu­pante porque, de acuerdo con la Ley Fed­eral del Tra­bajo (LFT), a nivel nacional pro­híbe la con­trat­ación de menores de 15 años.

Desta­can que una mayor inci­den­cia en la con­trat­ación de mujeres que se reg­is­tra es con una esco­lar­i­dad muy baja, es decir, casi el 50 por ciento de las chi­a­panecas que tra­ba­jan en los que­hac­eres domés­ti­cos ape­nas con­cluyó la edu­cación pri­maria, mien­tras que el 60 por ciento de los empleadores cuenta con estu­dios de licenciatura.

El informe resaltó el hecho de que la may­oría de las empleadas domés­ti­cas res­i­den en local­i­dades rurales, por lo que se reg­istró un gran número de desplaza­mien­tos hacia estas zonas para poder seguir tra­ba­jando, sim­boliza un mayor gasto frente al poco salario que reciben.

Más del 50 por ciento de las tra­ba­jado­ras se encuen­tran en el Estado de Méx­ico, Ciu­dad de Méx­ico, Jalisco, Ver­acruz, Puebla, Gua­na­ju­ato y Nuevo León, de acuerdo a la ENOE 2020. El prome­dio de edad es 43 años y el ingreso men­sual es de 3,390 pesos.


El Con­ve­nio 189 de la OIT

Con la pub­li­cación en el DOF entra en vigor en Méx­ico el Con­ve­nio 189 de la OIT, rel­a­tivo a las condi­ciones lab­o­rales “decentes” para las per­sonas que se ded­i­can al tra­bajo domés­tico. La rat­i­fi­cación fue aprobada por la Cámara de Senadores el 12 de diciem­bre de 2019 y rat­i­fi­cado por el Ejec­u­tivo fed­eral unas sem­anas después, el 31 de enero de 2020.

Pos­te­ri­or­mente, el 3 de julio del 2020 el gob­ierno de Méx­ico hizo el “depósito” del men­cionado con­ve­nio ante la OIT, en una cer­e­mo­nia en la cual destacó que de esa forma se sald­aba la “deuda histórica” que se tiene con más de 2.3 mil­lones de per­sonas –la gran may­oría mujeres — que se ded­i­can al tra­bajo doméstico.

Actual­mente 32 países han rat­i­fi­cado el Con­ve­nio 189 de la Orga­ni­zación Inter­na­cional del Tra­bajo, 14 de ellos de América Latina, entre los que se encuen­tra México.

Pedro Américo Fur­tado de Oliveira, direc­tor de la Ofic­ina de País para Méx­ico y Cuba de la OIT, en el con­ver­sato­rio “Hacia la imple­mentación del Con­ve­nio 189 de la OIT en Méx­ico y Seguri­dad Social”, real­izado el pasado 7 de julio.

La OIT gen­era patrones mín­i­mos para que los países pud­iesen aplicar, adop­tar y ori­en­tar sus políti­cas públi­cas y sabe­mos que para poder lle­gar a esto son pro­ce­sos pau­lati­nos y no están ya definidos, no hay una ruta especí­fica para que los países pud­iesen asumir esos compromisos”.

Para Marcelina Bautista, activista y fun­dadora del Cen­tro de Apoyo y Capac­itación para Empleadas del Hogar (CACEH), el reto actual es su imple­mentación, como el hecho de tener con­tratos por escrito, afil­iación a la seguri­dad social oblig­a­to­ria, condi­ciones de tra­bajo dig­nas, un salario mín­imo pro­fe­sional para alcan­zar una mejor cal­i­dad de viday el acceso a mecan­is­mos de res­olu­ción de con­flic­tos e inspec­ciones, entre otros dere­chos con­tem­pla­dos en el convenio.

La leg­is­ladora Patri­cia Mer­cado, de Movimiento Ciu­dadano e impul­sora de la rat­i­fi­cación del Con­ve­nio 189 de la OIT, informó que se espera que en el próx­imo peri­odo de sesiones se pueda apro­bar en el Senado la Ley del Seguro Socialque hará oblig­a­to­ria laafiliación.

Norma Gabriela López Cas­tañeda, direc­tora de Incor­po­ración y Recau­dación del IMSS, dijo que hasta junio pasado había 33 mil 475 per­sonas tra­ba­jado­ras del hogar ase­gu­radas con un salario prome­dio de 208 pesos. Hay iden­ti­fi­ca­dos más de 39 mil ben­e­fi­cia­r­ios de las per­sonas tra­ba­jado­ras del hogar en todas las cat­e­gorías, la más impor­tante es la de los hijos, de la cual hay 25 mil registrados.

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

hogartyrabaj

Sem­Méx­ico, Cd. de Méx­ico, 12 de julio 2021.-

La orga­ni­zación NOSOTRXS que tra­baja por el reconocimiento de los dere­chos de las tra­ba­jado­ras del hogar, como seguri­dad social y dere­chos lab­o­rales, exige con otras orga­ni­za­ciones de la sociedad civil la imple­mentación del Con­ve­nio 189 de la Orga­ni­zación Inter­na­cional del Tra­bajo (OIT) al entrar en vigor al pub­li­carse en el Diario Ofi­cial de la Fed­eración (DOF) el pasado 2 de julio.

Con la pub­li­cación del decreto y su imple­mentación inmedi­ata se busca mejo­rar la situación de 2 mil­lones 480 mil 680 per­sonas que se ded­i­can al tra­bajo del hogar, de la cual 95 por ciento son mujeres, sólo el 1 por ciento tiene un con­trato por escrito y el 3 por ciento recibe algún tipo de aten­ción médica, según la Encuesta Nacional de Ocu­pación y Empleo (ENOE) 2020.

NOSOTRXS destaca que el decreto garan­tiza y pro­tege el tra­bajo digno y los dere­chos fun­da­men­tales de las per­sonas tra­ba­jado­ras del hogar como: la elim­i­nación de la dis­crim­i­nación en mate­ria de empleo y ocu­pación, lib­er­tad de aso­ciación y reconocimiento del dere­cho a la nego­ciación colec­tiva, pro­tec­ción efec­tiva con­tra las for­mas de vio­len­cia lab­o­ral y vio­len­cia de género.

Busca acabar con la exclusión a la seguri­dad social oblig­a­to­ria y garan­ti­zan dere­chos como vivienda, seguri­dad social, aten­ción médica gra­tuita, ahorro para el retiro y demás presta­ciones lab­o­rales que man­datan las leyes laborales.

La ini­cia­tiva impul­sada por tra­ba­jado­ras del hogar y orga­ni­za­ciones como el Cen­tro de Apoyo para Capac­itación para Empleadas del Hogar (CACEH), Sindi­cato Nacional de Tra­ba­jadores y Tra­ba­jado­ras del Hogar, y NOSOTRXS, junto a el Insti­tuto de Lid­er­azgo Simone de Beau­voir, Hogar Justo Hogar, WIEGO y el Con­sejo Nacional para Pre­venir la Dis­crim­i­nación (CONAPRED) ponen en el cen­tro la dis­cusión pública los dere­chos de las tra­ba­jado­ras del hogar para com­batir la desigual­dad histórica de la que han sido objeto.

Este grupo social carece de condi­ciones para un tra­bajo decente, lab­o­rando de man­era infor­mal, despro­te­gida, con exten­sas jor­nadas lab­o­rales, baja remu­neración y sin seguri­dad social, y la falta de leg­is­lación gen­era que sus dere­chos humanos sean violados.

Detalla Nosotrxs que de las más de 2 mil­lones de tra­ba­jado­ras del hogar quienes tra­ba­jan bajo la modal­i­dad “de planta” lo hacen en prome­dio 10.7 horas al día, el 70 por ciento recibe como máx­imo dos salarios mín­i­mos por día y más del 30 por ciento no recibe ninguno.

Sólo 2.6 por ciento son tra­ba­jado­ras y tra­ba­jadores for­males, es decir, por cada 100, menos de tres cuen­tan con acceso al Insti­tuto Mex­i­cano del Seguro Social (IMSS), ni de la Admin­istradora de Fon­dos para el Retiro (Afore).

Gabriela Ben­susán y Nel­son Flo­rez, de la Fac­ul­tad Lati­noamer­i­cana de Cien­cias Sociales en Méx­ico (FLACSO), en la inves­ti­gación “El mer­cado lab­o­ral de las Tra­ba­jado­ras del Hogar Remu­ner­adas en Chi­a­pas”, afir­maron que Chi­a­pas, es el estado del país que menos paga por el tra­bajo doméstico.

A nivel nacional, se estima que hay 2 mil­lones 161 mil 767 mujeres que se ded­i­can al tra­bajo del hogar, en Chi­a­pas exis­ten 71 mil 654, además de que reg­is­tra un mayor por­centaje en cuanto a la infor­mal­i­dad con la que se desem­peña este ofi­cio en com­para­ción con la media nacional.

El sueldo que reciben por la real­ización de las labores domés­ti­cas sobrepasa por muy poco la mitad del sueldo esti­mado en todo el país, ya que reciben alrede­dor de 24.2 pesos.

En Chi­a­pas, debido a la situación de pobreza que se reg­is­tra en todo el estado, las mujeres que se ded­i­can al empleo domés­tico comien­zan a par­tir de los 12 años, lo que para los exper­tos es pre­ocu­pante porque, de acuerdo con la Ley Fed­eral del Tra­bajo (LFT), a nivel nacional pro­híbe la con­trat­ación de menores de 15 años.

Desta­can que una mayor inci­den­cia en la con­trat­ación de mujeres que se reg­is­tra es con una esco­lar­i­dad muy baja, es decir, casi el 50 por ciento de las chi­a­panecas que tra­ba­jan en los que­hac­eres domés­ti­cos ape­nas con­cluyó la edu­cación pri­maria, mien­tras que el 60 por ciento de los empleadores cuenta con estu­dios de licenciatura.

El informe resaltó el hecho de que la may­oría de las empleadas domés­ti­cas res­i­den en local­i­dades rurales, por lo que se reg­istró un gran número de desplaza­mien­tos hacia estas zonas para poder seguir tra­ba­jando, sim­boliza un mayor gasto frente al poco salario que reciben.

Más del 50 por ciento de las tra­ba­jado­ras se encuen­tran en el Estado de Méx­ico, Ciu­dad de Méx­ico, Jalisco, Ver­acruz, Puebla, Gua­na­ju­ato y Nuevo León, de acuerdo a la ENOE 2020. El prome­dio de edad es 43 años y el ingreso men­sual es de 3,390 pesos.


El Con­ve­nio 189 de la OIT

Con la pub­li­cación en el DOF entra en vigor en Méx­ico el Con­ve­nio 189 de la OIT, rel­a­tivo a las condi­ciones lab­o­rales “decentes” para las per­sonas que se ded­i­can al tra­bajo domés­tico. La rat­i­fi­cación fue aprobada por la Cámara de Senadores el 12 de diciem­bre de 2019 y rat­i­fi­cado por el Ejec­u­tivo fed­eral unas sem­anas después, el 31 de enero de 2020.

Pos­te­ri­or­mente, el 3 de julio del 2020 el gob­ierno de Méx­ico hizo el “depósito” del men­cionado con­ve­nio ante la OIT, en una cer­e­mo­nia en la cual destacó que de esa forma se sald­aba la “deuda histórica” que se tiene con más de 2.3 mil­lones de per­sonas –la gran may­oría mujeres — que se ded­i­can al tra­bajo doméstico.

Actual­mente 32 países han rat­i­fi­cado el Con­ve­nio 189 de la Orga­ni­zación Inter­na­cional del Tra­bajo, 14 de ellos de América Latina, entre los que se encuen­tra México.

Pedro Américo Fur­tado de Oliveira, direc­tor de la Ofic­ina de País para Méx­ico y Cuba de la OIT, en el con­ver­sato­rio “Hacia la imple­mentación del Con­ve­nio 189 de la OIT en Méx­ico y Seguri­dad Social”, real­izado el pasado 7 de julio.

La OIT gen­era patrones mín­i­mos para que los países pud­iesen aplicar, adop­tar y ori­en­tar sus políti­cas públi­cas y sabe­mos que para poder lle­gar a esto son pro­ce­sos pau­lati­nos y no están ya definidos, no hay una ruta especí­fica para que los países pud­iesen asumir esos compromisos”.

Para Marcelina Bautista, activista y fun­dadora del Cen­tro de Apoyo y Capac­itación para Empleadas del Hogar (CACEH), el reto actual es su imple­mentación, como el hecho de tener con­tratos por escrito, afil­iación a la seguri­dad social oblig­a­to­ria, condi­ciones de tra­bajo dig­nas, un salario mín­imo pro­fe­sional para alcan­zar una mejor cal­i­dad de viday el acceso a mecan­is­mos de res­olu­ción de con­flic­tos e inspec­ciones, entre otros dere­chos con­tem­pla­dos en el convenio.

La leg­is­ladora Patri­cia Mer­cado, de Movimiento Ciu­dadano e impul­sora de la rat­i­fi­cación del Con­ve­nio 189 de la OIT, informó que se espera que en el próx­imo peri­odo de sesiones se pueda apro­bar en el Senado la Ley del Seguro Socialque hará oblig­a­to­ria laafiliación.

Norma Gabriela López Cas­tañeda, direc­tora de Incor­po­ración y Recau­dación del IMSS, dijo que hasta junio pasado había 33 mil 475 per­sonas tra­ba­jado­ras del hogar ase­gu­radas con un salario prome­dio de 208 pesos. Hay iden­ti­fi­ca­dos más de 39 mil ben­e­fi­cia­r­ios de las per­sonas tra­ba­jado­ras del hogar en todas las cat­e­gorías, la más impor­tante es la de los hijos, de la cual hay 25 mil registrados.

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

top