IR al Inicio de ViviendoMiCiudad

Everyldo Gonzalez

Por: Ever­ildo Gon­za­lez Alvarez

La cul­mi­nación de la fiesta es el momento de romper la Piñata que ahora es prin­ci­pal­mente o exclu­si­va­mente para los niños pero que en un tiempo inter­venían tam­bién los may­ores, es un momento de ale­gría y los niños ansiosos esperan ser ven­da­dos de los ojos para inten­tar romperla y lo que hagan o dejen de hacer es feli­ci­dad para los adul­tos, mien­tras se intenta romperla se ento­nan cantos.


Las piñatas están llenas de cac­ahu­ates, limas, jíca­mas, tejo­cotes, cañas y dul­ces. Pero tam­bién exis­ten las piñatas de trampa a las que se llena de con­feti, harina o agua y son bro­mas que al romperse más hacen reír prin­ci­pal­mente las de harina. A quien le toca el turno de inten­tar romper la piñata se le ven­dan los ojos y se le dan vueltas para que pierda la noción del espa­cio. Por el uso de ollas y cán­taros, se pen­saría que las piñatas son muy mex­i­canas pero no es así. La tradi­ción viene de China y a con­tin­uación se men­ciona algo de su his­to­ria y de su significado.


La piñata es una con­struc­ción arte­sanal hecha con barro –ollas y cán­taros aunque ahora el barro ha sido susti­tu­ido por el cartón– y papel o solo papel: tiene 7 picos la estrella, porque rep­re­senta los peca­dos cap­i­tales en la religión católica, se debe romper con un palo que rep­re­senta la for­t­aleza y fuerza de Dios, y al romperse caen dul­ces o fru­tas con las que estaba rel­lena, estas son rec­om­pen­sas y dones por vencer al pecado.


Se pre­sume que el ori­gen de la piñata es chino. En las cel­e­bra­ciones del Año Nuevo chino, se con­struía un ani­mal de papel, que era rel­lenado por cinco tipos difer­entes de semi­l­las. De acuerdo a la tradi­ción reli­giosa adop­tada en España y pos­te­ri­or­mente en América en el siglo XVI, la piñata debe ser en forma de estrella con siete picos, cada pico es un pecado cap­i­tal y los dul­ces o fru­tas que de ella salen al que­brarla, sim­bolizan las ben­di­ciones que reciben todos aque­l­los que participan.


En esta tradi­ción, se dejó de aso­ciar estric­ta­mente a la cuaresma con las piñatas. La tradi­ción en Méx­ico y en algunos otros países con­siste en romper piñatas en tiempo de Navi­dad, durante la cel­e­bración de las posadas y, asimismo, en cel­e­bra­ciones de cumpleaños. En los casos de aniver­sar­ios, las piñatas adquieren la forma nor­mal­mente de algún per­son­aje famoso o de una película o car­i­catura de moda, sin la rep­re­sentación de los peca­dos cap­i­tales.
En las posadas no deben usarse piñatas que ten­gan forma de per­son­ajes sino que solo deben ser con los siete picos, los siete peca­dos capitales.


Cuando rompan una piñata no olv­i­den can­tar algunos de los ver­sos que ale­gran más el momento como: Anda María, sal del rincón, con la canasta de la colación, o esa de la piñata tiene caca…. O la de: en esta posada nos hemos chasqueada porque Celina nada nos ha dado, y de los más comunes: no quiero oro ni quiero plata…..


Ya el día de la última posada, el 24 de Diciem­bre, después de que se aceptó dar posada, de que se rompió la piñata, se acos­tum­bra acostar al niño que ha nacido y se tiene para eso a una mad­rina, se rezan algu­nas ora­ciones o parte del evan­ge­lio y luego se canta para después dar paso a la ale­gría que cul­mina con la cena de navidad.


A todos cor­re­sponde, pero prin­ci­pal­mente a los sac­er­dotes, que volva­mos a hacer las posadas como deben hac­erse, rescate­mos la her­mosa tradi­ción con todos sus sig­nifi­ca­dos, no deje­mos que el mate­ri­al­ismo ter­mine con una her­mosa y agrad­able tradi­ción. Algo muy impor­tante lo es tam­bién que hag­amos las posadas en las fechas estable­ci­das y que no caig­amos en eso de las pre-​posadas. Es tiempo de LAS POSADAS, es tiempo de diver­tirnos porque pronto nac­erá el HIJO DE DIOS.

Com­pi­lación hecha de: Diciem­bre en las tradi­ciones de la SEP y de escritos del padre Gon­zalo Álvarez Ruiz.

SUSCRÍ­BETE A NUE­STRO CANAL EN YOUTUBE: Viviendo Mi Ciudad

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

IR al Inicio de ViviendoMiCiudad

Everyldo Gonzalez

Por: Ever­ildo Gon­za­lez Alvarez

La cul­mi­nación de la fiesta es el momento de romper la Piñata que ahora es prin­ci­pal­mente o exclu­si­va­mente para los niños pero que en un tiempo inter­venían tam­bién los may­ores, es un momento de ale­gría y los niños ansiosos esperan ser ven­da­dos de los ojos para inten­tar romperla y lo que hagan o dejen de hacer es feli­ci­dad para los adul­tos, mien­tras se intenta romperla se ento­nan cantos.


Las piñatas están llenas de cac­ahu­ates, limas, jíca­mas, tejo­cotes, cañas y dul­ces. Pero tam­bién exis­ten las piñatas de trampa a las que se llena de con­feti, harina o agua y son bro­mas que al romperse más hacen reír prin­ci­pal­mente las de harina. A quien le toca el turno de inten­tar romper la piñata se le ven­dan los ojos y se le dan vueltas para que pierda la noción del espa­cio. Por el uso de ollas y cán­taros, se pen­saría que las piñatas son muy mex­i­canas pero no es así. La tradi­ción viene de China y a con­tin­uación se men­ciona algo de su his­to­ria y de su significado.


La piñata es una con­struc­ción arte­sanal hecha con barro –ollas y cán­taros aunque ahora el barro ha sido susti­tu­ido por el cartón– y papel o solo papel: tiene 7 picos la estrella, porque rep­re­senta los peca­dos cap­i­tales en la religión católica, se debe romper con un palo que rep­re­senta la for­t­aleza y fuerza de Dios, y al romperse caen dul­ces o fru­tas con las que estaba rel­lena, estas son rec­om­pen­sas y dones por vencer al pecado.


Se pre­sume que el ori­gen de la piñata es chino. En las cel­e­bra­ciones del Año Nuevo chino, se con­struía un ani­mal de papel, que era rel­lenado por cinco tipos difer­entes de semi­l­las. De acuerdo a la tradi­ción reli­giosa adop­tada en España y pos­te­ri­or­mente en América en el siglo XVI, la piñata debe ser en forma de estrella con siete picos, cada pico es un pecado cap­i­tal y los dul­ces o fru­tas que de ella salen al que­brarla, sim­bolizan las ben­di­ciones que reciben todos aque­l­los que participan.


En esta tradi­ción, se dejó de aso­ciar estric­ta­mente a la cuaresma con las piñatas. La tradi­ción en Méx­ico y en algunos otros países con­siste en romper piñatas en tiempo de Navi­dad, durante la cel­e­bración de las posadas y, asimismo, en cel­e­bra­ciones de cumpleaños. En los casos de aniver­sar­ios, las piñatas adquieren la forma nor­mal­mente de algún per­son­aje famoso o de una película o car­i­catura de moda, sin la rep­re­sentación de los peca­dos cap­i­tales.
En las posadas no deben usarse piñatas que ten­gan forma de per­son­ajes sino que solo deben ser con los siete picos, los siete peca­dos capitales.


Cuando rompan una piñata no olv­i­den can­tar algunos de los ver­sos que ale­gran más el momento como: Anda María, sal del rincón, con la canasta de la colación, o esa de la piñata tiene caca…. O la de: en esta posada nos hemos chasqueada porque Celina nada nos ha dado, y de los más comunes: no quiero oro ni quiero plata…..


Ya el día de la última posada, el 24 de Diciem­bre, después de que se aceptó dar posada, de que se rompió la piñata, se acos­tum­bra acostar al niño que ha nacido y se tiene para eso a una mad­rina, se rezan algu­nas ora­ciones o parte del evan­ge­lio y luego se canta para después dar paso a la ale­gría que cul­mina con la cena de navidad.


A todos cor­re­sponde, pero prin­ci­pal­mente a los sac­er­dotes, que volva­mos a hacer las posadas como deben hac­erse, rescate­mos la her­mosa tradi­ción con todos sus sig­nifi­ca­dos, no deje­mos que el mate­ri­al­ismo ter­mine con una her­mosa y agrad­able tradi­ción. Algo muy impor­tante lo es tam­bién que hag­amos las posadas en las fechas estable­ci­das y que no caig­amos en eso de las pre-​posadas. Es tiempo de LAS POSADAS, es tiempo de diver­tirnos porque pronto nac­erá el HIJO DE DIOS.

Com­pi­lación hecha de: Diciem­bre en las tradi­ciones de la SEP y de escritos del padre Gon­zalo Álvarez Ruiz.

SUSCRÍ­BETE A NUE­STRO CANAL EN YOUTUBE: Viviendo Mi Ciudad

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

top